La Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina (CTERA) anunció un paro de 72 horas, para los días 6, 7 y 8 de marzo, en el marco de la lucha paritaria docente, luego del congreso de la confederación.

Los días 4 y 5 son feriados nacionales, mientras que el viernes 8 los docentes se plegarán al paro internacional de mujeres. Esto significa que las clases comenzarán el lunes 11.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El año pasado, el Gobierno derogó la paritaria docente, decisión que llevó las tensiones al límite. En ese marco, en paralelo con el congreso de CTERA, el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, se reunió con los otros sindicatos nacionales (UDA, CEA y AMET) y les comunicó un adelanto de la cuota de junio y elevó el salario inicial docente a 15 mil pesos; es decir, un 20 por ciento. La inflación esperada para este año ronda el 28,5%, según el Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) elaborado por el Banco Central.

Cabe recordar que el año pasado los docentes perdieron casi 16 puntos porcentuales de salario con respecto a la inflación: 32% de aumento contra 47,6% de IPC-INDEC.

El secretario general de UTE e integrante de la conducción de CTERA, Eduardo López, manifestó luego del congreso: “No nos dan una respuesta a nuestro pedido de recomposición de los 15 puntos porcentuales perdidos con la inflación del año pasado, tampoco se asegura que este año hata clausula gatillo, así que no nos dejan otra alternativa que el paro”.

A días del comienzo de clases, solo en seis provincias se llegó a un acuerdo paritario: Mendoza, Misiones, Tucumán, Santiago del Estero, Neuquén y Chubut. En la otra punta, ni siquiera se sentaron a negociar en Chaco, Formosa y San Luis, que suelen decretar aumentos.

Por su parte, los docentes universitarios nucleados en Conadu y Conadu Histórica también irán al paro la próxima semana.