El Programa de Crédito Argentino del Bicentenario para la Vivienda Única Familiar (ProCreAR) nació hace 8 años, durante el segundo mandato de Cristina Kirchner. La construcción de los 2.396 departamentos de Estación Buenos Aires, ubicados en las cercanías de la cancha de Huracán, en Parque Patricios, comenzó hace 7 años. Hoy, no son entregados a las familias seleccionadas para ocuparlos.

ProCreAR es un programa nacional, pero en 2019 el gobierno de Mauricio Macri transfirió los procesos de inscripción, selección, preasignación, adjudicación y entrega de las viviendas del complejo Estación Buenos Aires al gobierno de la Ciudad, comandado por el PRO desde 2007. “Este es un caso atípico con respecto al resto de los desarrollos urbanísticos del país, los cuales se encuentran gestionados completamente por el gobierno nacional”, advierten desde la agrupación Damnificados Autoconvocados de ProCreAR Estación Buenos Aires, a través de una solicitada.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En el contexto del cambio de Gobierno y el recambio de equipos en Nación y Ciudad, “comenzó el maltrato a los seleccionados para el programa, quienes quedaron en el medio de una guerra cruzada entre ambos gobiernos y sus abogados”. Para Nación, el parate del programa es culpa del gobierno de la Ciudad; para Ciudad, es culpa del gobierno nacional. “Entre ambos gobiernos, quedan familias desamparadas que ven cada vez más lejano el sueño de la casa propia”, plantea el escrito.

Por estos días, el argumento principal del gobierno de la Ciudad es que los departamentos no pueden ser sorteados y entregados producto de la crisis sanitaria, “pero la realidad nos muestra que en el resto del país todos los desarrollos urbanísticos siguen siendo entregados con normalidad y que el parate en el programa comenzó a partir de la confirmación de cambio de gobierno, en 2019”, dicen los damnificados.

Finalmente, apuntan: “Los sorteos pueden realizarse de manera virtual. La entrega de la documentación, también. Sin embargo, desde el Instituto de la Vivienda de la Ciudad (IVC) aseguran que la pausa se debe a la pandemia, dejando en espera a dos mil familias cada vez más desesperadas, algunas viviendo bajo condiciones de hacinamiento, mientras miles de departamentos permanecen vacíos en una de las ciudades más ricas del mundo”.

En la web del gobierno nacional, el subsecretario de Política de Suelo y Urbanismo de la Nación, Luciano Scatolini, puntualizó: “Cuando asumimos nos encontramos que más de 800 viviendas del Desarrollo Urbanístico estaban inexplicablemente paralizadas desde el mes de mayo, por lo que dispusimos inmediatamente el reinicio de obra y le solicitamos al Gobierno de la Ciudad que agilizara los trámites de adjudicación”.

Gracias a esto, se expone en la web, «se pudieron llevar adelante nuevas adjudicaciones y entregas de viviendas entre los meses de enero y febrero, alcanzando así las 505 unidades entregadas y 1.971 pendientes para que sus adjudicatarios puedan habitarlas en el menor tiempo posible».