Un día después de la oficialización del acuerdo entre las productoras de aceite comestible y el gobierno, por el cuál las empresas que exportan ese producto a granel pondrán U$S 190 millones en un año que será distribuido entre las firmas que venden en el mercado interno, la asociación de defensa de los consumidores Deuco denunció que en las grandes cadenas de supermercados prácticamente no hay existencias de marcas de aceite incluidas en los programas oficiales de control de precios. Deuco estimó que el porcentaje de cumplimiento de la presencia de estos productos alcanzó a un reducido 25% en el programa Precios Cuidados y a un absurdo 3% en Precios Máximos.

Deuco realizó un seguimiento en persona y vía las páginas web de la presencia de las marcas de aceite incluidas en ambos programas. Ambos métodos arrojaron el mismo resultado. Pedro Busetti, titular de Deuco, apuntó a los fabricantes de aceite por el desabastecimiento.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Un cuadro deprimente

Precios Cuidados es, en la actualidad, el principal programa de control de precios del gobierno. Incluye cuatro marcas de aceite comestible: Cada Día, de girasol y fabricado por AGD; Florencia, de girasol, de Molinos Cañuelas; y Clovelly, mezcla de girasol y soja, y Primor, de girasol, ambos de Bunge. Las cuatro marcas se presentan en dos formatos, de 900 centímetros cúbicos y de 1,5 litros. Es decir, en total hay ocho posibilidades del producto para ofrecer al consumidor.

El relevamiento de Deuco a través de las páginas web de las grandes cadenas de supermercados y para la Ciudad de Buenos Aires arrojó que en La Anónima y Walmart no hay existencias de ninguna marca ni formato. Coto ofrecía cinco de las ocho opciones. Disco y Vea ofrecían tres opciones cada uno, Jumbo y Día, dos, y Carrefour, una opción de las ocho posibles.

Si este cuadro deprimente se daba en Precios Cuidados, el panorama en Precios Máximos es directamente indignante. De este plan participan el aceite Cañuelas de girasol, hecho por Molinos Cañuelas; Natura de girasol, de AGD; y tres productos de Molinos: Cocinero girasol, Cocinero mezcla e Ideal mezcla. En todos los casos los formatos son de 900 centímetros cúbicos y litro y medio, salvo los dos últimos que sólo están en 1,5 litros.

En ninguna de las ocho cadenas de supermercados se hallaba alguna de estas variantes de presentación de aceite, salvo dos de ellas en La Anónima. Es decir, en cada cadena comercial podrían estar presentes hasta ocho artículos, lo que daría un máximo de 64 posibilidades. Pero apenas dos estaban.

“Responsabilidad de la industria”

Busetti le dijo a Tiempo que “es sorprendente que en los días previos a la ratificación del fideicomiso, haya habido grandes faltantes de aceite para no decir desabastecimiento en las grandes cadenas de supermercados, cosa que se mantiene hasta hoy”.

Si bien el especialista en consumo consideró que la responsabilidad por los faltantes de aceite en las góndolas es compartida entre la industria y el comercio, apuntó especialmente a los fabricantes. “Hay responsabilidad de la industria”, aseguró. “Los empresarios –agregó– que generaron condiciones para que una botella de litro y medio de aceite en la góndola cueste 250 pesos y que eso les haya servido de presión para que el gobierno nacional ratificara el fideicomiso, deberían explicar qué pasa”.

Busetti concluyó: “Estamos a favor del nuevo fideicomiso, pero no podemos dejar de reprobar y de denunciar esta situación de grandes faltantes de aceite”.