El sector perdió 0,5% de los puestos de trabajo en mayo, el 54% de las empresas recortó horas extra y el 9% suspendió personal.  Además, el 46% de las empresas indicaron que prevén una disminución en su producción.

La caída del sector es reflejada por un estudio del departamento de Estudios Económicos de la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (ADIMRA)  que tiene como principal dato la pérdida del 0,5% de los empleos en el sector respecto del mismo mes del año pasado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En tanto el 54% de las empresas metalúrgicas del país redujo horas extra en mayo y el 9% suspendió trabajadores. En tanto,  el 16% de las empresas implementó reducción de la jornada laboral; el 3% aumentó de la utilización de agencias de servicios eventuales; y otro 3% presentó Solicitud de Repro o proceso preventivo de crisis.

Según el informe de la Asociación de Industriales, sólo el 1% aumentó la integración nacional de su producción y el 11% registró la incorporación de horas extras.

Dentro de los rubros que tuvieron las mayores caídas en su producción durante mayo se encuentran Maquinaria agrícola, con una baja del 13,9%; Equipamiento médico, 4,4%; y bienes de capital, 2,7%.

Por otro lado, los rubros Fundición y Equipos y aparatos eléctricos mostraron aumentos interanuales en su producción, con 6,6% y 3,3%, respectivamente.

Con respecto al rubro autopartes, si bien sigue sosteniendo aumentos en relación al mismo período del año anterior, su performance disminuyó 1,5% con respecto a lo observado durante los años 2017 y 2018, dijo ADIMRA.

En relación a las expectativas de producción para el trimestre móvil junio-agosto, se intensificó el porcentaje de empresarios con una fuerte “mirada pesimista”.

En este sentido el 46% de las empresas indicaron que prevén una disminución en su producción, mientras que sólo el 22% indicó que espera cambios positivos para los próximos meses.

El diagnóstico de los empresarios coincide con la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) que denunció la pérdida de 28 mil puestos de trabajo y 20 mil suspensiones a nivel nacional. Con esas cifras justificó su apoyo al paro del 25 de junio pasado.