El Ministerio de Desarrollo Productivo amplió a $1.200 millones la asistencia del Programa de Reactivación y Desarrollo Productivo Cooperativo (Redeco) para empresas recuperadas conformadas como cooperativas, a través de la Resolución 171/2022 publicada este viernes en el Boletín Oficial. Se trata de empresas recuperadas que requieran apoyo para reactivar, desarrollar sus actividades productivas, través de Aportes No Reembolsables (ANR), siempre que se encuentren debidamente inscriptas en el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (Inaes), y posean Certificado Mipyme.

El Redeco se creó en septiembre del año pasado, con asistencia financiera del Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (Fondep). Las iniciativas aprobadas por el Fondep reciben la asistencia de ANR de entre $ 1 millón y $ 40 millones -según la cantidad de asociados y asociadas-, que pueden cubrir hasta un 100% del proyecto. Se prioriza a las cooperativas que solicitan financiamiento para reactivar su capacidad productiva e integren las cadenas de valor textil, calzado, metalmecánica, gráfica, editorial, servicios de comunicación, papel, vidrio, plástico, energía, minería, alimentación, reciclado y agricultura familiar.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El Redeco financia, mediante pago directo a los proveedores, la adquisición de equipamiento, maquinarias o partes de maquinarias; ensayos, estudios y gastos vinculados con la obtención de registros, habilitaciones y certificaciones necesarias para llevar adelante el proyecto productivo. También para la compra o alquiler de servidores y la contratación de horas de programación para la creación o implementación de plataformas digitales para desarrollar la actividad.

Los ANR también pueden destinarse a servicios de consultoría para desarrollos tecnológicos y para el diseño y reingeniería de procesos y procedimientos. Además, se financia capital de trabajo incremental asociado al proyecto, como la adquisición de insumos, materias primas y bienes intermedios, a través del pago directo a proveedores.