El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, intentó llevar tranquilidad después de la ola de remarcaciones que se tradujo en un alza en los precios al consumidor de 6,5% en septiembre y otra de 16% para el sector mayorista. “Vemos con agrado que en los últimos días la inflación diaria empieza a moderarse, por más que el número de octubre seguirá siendo alto. Para adelante vemos en noviembre una clara baja en la tasa de inflación”, señaló el jefe del equipo económico.

Dujovne hizo esas consideraciones en una conferencia de prensa, al término de la reunión de gabinete de este martes. En ese encuentro, el presidente Mauricio Macri y sus ministros repasaron la situación económica y las negociaciones para lograr la aprobación del presupuesto 2019 en la Cámara de Diputados.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El funcionario basó sus estimaciones en un relevamiento diario que prepara su cartera y que permite anticipar la tendencia de los informes mensuales del Indec. Sin embargo, declinó hacer consideraciones sobre otros incrementos ocurridos este mes y sobre los pactados para las próximas semanas. A comienzos de octubre subió la tarifa de gas, en un promedio de 34%; las prepagas, un 8% (ya se confirmó que en diciembre aumentarán otro 8,5%); las tarifas eléctricas en el interior bonaerense, un 27%; y los combustibles, algo más de 8%. El lunes 15 también aumentó 8% el boleto del transporte público en el área metropolitana y desde noviembre el viaje en subte se irá actualizando cada mes hasta acumular un 32% en febrero de 2019. Al mismo tiempo, los alimentos y otros artículos de primera necesidad continúan un sendero alcista que ya llevó las expectativas de inflación anual del 15% que soñaba el gobierno el verano pasado al rango de 45-50%.

Todos estos datos de la realidad no lograron afectar el irreductible optimismo de Dujovne, quien pronosticó que las elevadas tasas de interés (el Banco Central está pagando 72% por las Leliq que suscriben los bancos) bajarán “en la medida en que vaya bajando la inflación”. También ratificó la estimación de que los precios subirán el 23% en el año que viene, según el proyecto de presupuesto que debate el Congreso: “Pensamos que es muy probable que alcancemos esa cifra, nos sentimos muy cómodos con esa proyección”.