El Banco Central sumó casi U$S 1050 millones a sus reservas en la última semana, un giro total respecto de lo que venía sucediendo desde junio pasado.
Los dólares provienen de las ventas externas de soja que declaran las cerealeras desde que se implementó el dólar soja, el lunes 5.
Este esquema consiste en reconocerle al productor agropecuario un dólar de $ 200 para las ventas de porotos de soja que realice a lo largo de este mes.
Según datos oficiales, al 31 de agosto subsistían en los silobolsas y acopios de todo el país 19,6 millones de toneladas de soja sin vender.
En la última semana, los productores vendieron a los exportadores 4,3 millones de toneladas, una cifra muy elevada incluso para las épocas de mayores ventas, cuando se acerca el final de la cosecha, en abril y mayo de cada año.

Precios diferentes
El BCRA compró en total U$S 2200 millones por este régimen, pagando $ 200 por cada dólar de soja exportado. Pero para satisfacer la demanda de importaciones, debió vender al mercado de cambios unos U$S 1100 millones aunque a un precio más bajo, el del dólar mayorista, que este viernes cerró a $ 141.
El quebranto para el BCRA es de U$S 0,40 por dólar y será cubierto con una letra del Tesoro a 10 años.
Con este esquema, las reservas se incrementan aunque, al mismo tiempo, se adelgazan en relación al total del circulante. La contradicción es observada por el mercado, cuyas presiones devaluatorias siguen firmes.
En el gobierno esperan que que a lo largo de este mes se sumen U$S 5000 millones. El dato es importante porque permitiría alcanzar la meta de reservas comprometida con el Fondo Monetario para la revisión de la economía del tercer trimestre.
De acuerdo a un relevamiento de la Bolsa de Comercio de Rosario, en lo que queda de septiembre, la exportación podría sumar otras 6,1 millones de toneladas, lo que sumaría U$S 3390 millones. Para el Estado, en tanto, habría ingresos fiscales por derechos de exportación de hasta U$S 1100 millones. «

AFIP reclama $ 27.700 millones

La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) informó que, como resultado de las tareas de fiscalización de las áreas especializadas en actividad agropecuaria, detectó inconsistencias en más de 3.600 establecimientos rurales por supuestas existencias de granos mal informadas.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«A partir del cruce de información llevado adelante por el organismo que conduce Carlos Castagneto, se aplicaron ajustes impositivos por $ 27.700 millones en concepto del Impuesto a las Ganancias correspondiente al ejercicio 2021», indicó el organismo oficial.

Según indican, la investigación de la AFIP permitió advertir numerosos casos de subvaluación de stocks granarios en manos de operadores agrícolas, lo que deriva en una menor base imponible para Ganancias.