La presencia del candidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, en el debate de esta noche es para una parte muy significativa del empresariado la primera oportunidad que se les presenta para escuchar la propuesta económica del hombre mejor perfilado en las Primarias del 11 de agosto.

Con matices, según el sector en particular, la expectativa concreta de los empresarios es que el referente opositor defina su posición con respecto a las políticas económicas que reclaman los privados: las reformas laboral, previsional y tributaria.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Hasta ahora, Fernández se reunió con pocos dirigentes de empresas. El candidato estableció un vínculo con facciones de la Unión Industrial Argentina (UIA), con entidades pyme y, en menor medida, también con los ruralistas de la Mesa de Enlace. Pero sigue distante de las centrales que estuvieron más cerca del gobierno de Cambiemos, entre ellas la Asociación Empresaria Argentina (AEA) y el Foro de Convergencia Empresarial (FCE).

Fernández sigue sin confirmar su presencia en el Coloquio de IDEA, el foro empresarial más importante del año, que se realizará entre el miércoles y el viernes en Mar del Plata (ver aparte) con presencia asegurada de Mauricio Macri y Roberto Lavagna.

El coordinador del FCE, Miguel Blanco, sugirió con aire de chicana que la indefinición de Fernández tiene que ver con el debate: “Suponemos que según cómo le vaya va a definir si participará o no”.

En representación de unas 50 federaciones y cámaras empresariales y otras entidades civiles que todavía no lograron sentar a Fernández café de por medio, Blanco adelantó a Tiempo que las empresas esperan definiciones sobre las reformas en general y en particular sobre la deuda, el tema cambiario, los precios y el rol que tendrán las empresas en el próximo gobierno.

“Hasta ahora no le escuchamos muchas definiciones. Por un lado está la propuesta que hizo el PJ (de corte intervencionista para los primeros cien días de gobierno) sobre las que el candidato todavía no se ha definido. Pero también están pendientes las definiciones de la deuda, de correr el plazo sin afectar la quita. Está pendiente cómo lo van a hacer”, planteó el empresario.

Ese sector del Círculo Rojo espera una respuesta sobre el futuro de los controles cambiarios que “hoy están manteniendo la tranquilidad y van a ser importantes para la confianza a futuro”.

El interés también pasa por los detalles del acuerdo de precios y salarios que promete Fernández, el rol que tendrán las empresas en esa negociación y qué pasará con la agenda de las reformas: “Hasta ahora (el Frente de Todos) habló de la reforma laboral por convenios pero interesan definiciones más puntuales”, enfatizó Blanco.

Indicios del programa

Algunas de las definiciones reclamadas se escucharon el jueves en la jornada “El futuro de la industria”, que organizó la Cámara de la Indumentaria (CIAI), parte de la cadena de valor textil, uno de los sectores que menos se relacionó con Cambiemos.

En ese foro el economista del Frente de Todos, Matías Kulfas, abogó por un Estado atento a las necesidades de las empresas y por un modelo económico enfocado en las inversiones y en las exportaciones, a las que definió como vehículo hacia “el crecimiento genuino”.

Además, Kulfas expresó que “la globalización es una realidad” que demanda una reformulación de “los lineamientos macro”. En ese contexto, dijo también que el tipo de cambio “debe ubicarse en  un nivel competitivo y estable que permita la planificación empresarial” y defendió el proyecto del Consejo Económico y Social para atacar la inflación “y frenar la espiral de los salarios y los precios”.

Sobre el tema cambiario declaró que los controles vigentes “van a ser relajados gradualmente”, salvo en caso de necesidad de corto plazo y consideró que las retenciones a las exportaciones “deberían levantarse” mientras se mejoran los reintegros.

El empresario textil Ariel Schale, miembro del equipo de Alberto Fernández, pronosticó que el precio del gas en boca de pozo “seguiría dolarizado” para garantizar inversiones en Vaca Muerta pero planteó desdolarizar las tarifas de las empresas productivas y pesificar la distribución interna. En paralelo se refirió a una tarifa social y a otra ajustada a inflación y costos reales para los que puedan pagar. «

Mar del Plata y San Martín

La ciudad de Mar del Plata recibirá el miércoles a unos mil dirigentes de empresas que, entre el miércoles y el viernes, participarán del tradicional Coloquio del Instituto para el Desarrollo Empresario de la Argentina (IDEA).

Al cierre de esta nota estaban confirmadas las presencias del presidente Mauricio Macri, quien intentará volver a seducir a sus socios del Círculo Rojo; y el candidato opositor Roberto Lavagna, entre otros dirigentes políticos.

El candidato que puntea en las encuestas, Alberto Fernández, del Frente de Todos, seguía sin confirmar y los organizadores no podían ocultar la incomodidad.

IDEA sugería con algo de sorna que Fernández demoraba su respuesta por la supuesta inseguridad que le genera el debate de esta noche. La contienda entre presidenciables concita la atención de todo el espectro empresarial.

Los textiles de la Fundación Pro Tejer, que están entre los sectores desplazados de la conversación durante la presidencia de Macri, resolvieron realizar su congreso anual Pro Textil después del debate político.

Como se trata de gente curtida en la elaboración de agendas, llamó la atención la coincidencia de los actos en tiempo y espacio. La fecha elegida por los textiles es el mismo miércoles 16 de octubre y el lugar otro partido bonaerense, el de San Martín.