El ministerio de Trabajo dio a conocer su informe mensual de evolución del empleo registrado del mes de junio basado en los datos del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA) de la AFIP. De allí surge que ya son 18 los meses consecutivos durante los cuales se registró un incremento del empleo privado. En junio la suba interanual llegó hasta el 4,4%.

De este modo ya hay 6.128.800 puestos de trabajo registrados en el sector privado cuando, en julio de 2020, a pesar de las restricciones para despedir durante la pandemia y la vigencia de la doble indemnización, habían caído hasta 5.768.500. Así, en casi dos años y de la mano de un crecimiento económico acumulado superior al 23% del PBI, las empresas lograron generar 360 mil puestos de trabajo. Se trata de un crecimiento del empleo privado del 6,2% acumulado en 23 meses.

Con todo, el fuerte crecimiento todavía no ha servido para recuperar la totalidad de los puestos que se han destruido desde marzo de 2018 cuando el sector privado había alcanzado el pico histórico de puestos de trabajo con 6.322.600. Se trata de 194 mil puestos de trabajo registrado privado más que los que se registran en la actualidad.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La crisis y posterior recesión que comenzó con la corrida cambiaria de mayo de aquel año revirtió la curva de creación de empleo cuyo deterioro se profundizaría a partir de marzo de 2020 con las restricciones derivadas de las políticas sanitarias para enfrentar la pandemia.

Según el Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) del INDEC, entre marzo de 2018 y junio de 2022, el PBI creció en términos reales un 1,83% con 194 mil empleos menos. De esas dos variables se deduce que, en términos globales, se ha verificado un incremento sensible en la productividad laboral o, dicho de otra forma, que la generación de riqueza por puesto de trabajo (tasa de explotación) pegó un salto sensible.

De hecho, según datos de la Cuenta de Generación de Ingresos del INDEC que mide la apropiación del valor agregado de la economía por clases sociales que intervienen en la producción, mientras que durante el primer trimestre del año 2018 la remuneración del trabajo asalariado representaba el 50,7% del PBI y el excedente bruto de explotación (ganancias empresarias) llegaban al 36,8% del valor agregado, en el primer trimestre de este año, los salarios explicaban el 46,9% de ese valor agregado contra el 41,1% de las ganancias empresarias. Los salarios resignaron en cuatro años casi 4 puntos del PBI mientras las empresas mejoraron su apropiación en 4,3 puntos.

Sin embargo, en el período que va de marzo de 2018 a junio de 2022, los puestos de trabajo registrados totales se incrementaron en 351 mil puestos explicados especialmente por el empleo público (+245 mil) y las diversas formas de monotributo que crecieron en 315 mil trabajadores.

El empleo, según el sector

A la hora de desglosar por sectores al interior del empleo privado surge que, en el último año, fue el sector de hotelería y restaurantes el que más creció en términos de creación de empleo con un 23,26% que implican 46 mil puestos más que en junio de 2021. A la hora de compararlo con el pico de empleo de marzo de 2018 surge que, sin embargo, todavía existen 32,6 mil empleos menos que entonces, un retroceso del 11,8%. La construcción, por su parte, creció en el ultimo año un 16%,  unos 60 mil puestos nuevos, aunque 38 mil menos que en marzo de 2018.

La industria manufacturera avanzó un 3,8% desde junio de 2021 creando 42 mil puestos de trabajo adicionales que todavía implican 42 mil menos que en marzo de 2018, un retroceso equivalente al 3,5%. El Comercio, por su parte, recuperó un 4,8% de los puestos en el último año (53 mil) pero sigue un 2,9% por detrás de marzo de 2018. El mismo informe indica una suba de la mediana del salario privado interanual del 69% contra una suba de precios del 64% según el IPC-INDEC, una recuperación del salario real del 3%.