Las autoridades del Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) habían anunciado la semana pasada 165 despidos como parte del programa de “dotaciones óptimas” que promueve el ministerio de Modernización y que tiene en la mira a 27 mil empleados públicos de 86 organismos nacionales.

La respuesta de los trabajadores fue la ocupación de la sede de Perú 103 el miércoles al mediodía a través de la cual consiguieron el compromiso de suspender el envío de los telegramas pautada para el jueves y abrir un cuarto intermedio para establecer una negociación entre los representantes gremiales y las autoridades del organismo. Por ese motivo la junta interna de ATE resolvió levantar la medida de permanencia en el edificio.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Sin embargo, los representantes gremiales informaron el lunes que, luego de 4 horas de reunión, las autoridades redujeron en un 40% el listado de trabajadores despedidos y “de manera unilateral dieron por finalizadas las reuniones y resolvieron dar curso al envío de telegramas de despidos” el día martes.

De este modo los trabajadores despedidos finalmente fueron 110 aunque, según pudo saber Tiempo, se presume la posibilidad de que exista una nueva tanda de cesantías hacia fin de mes. El programa de dotaciones óptimas sugiere un sobrante de 707 agentes en el organismo. Esa cifra coincide con las altas que se produjeron en el organismo de la mano de la nueva gestión del gobierno de Cambiemos.