A través de un comunicado de prensa el vocero del Fondo Monetario Internacional, Gerry Rice, ratificó que, tal como lo había señalado el ministro de Hacienda Nicolás Dujovne, ese organismo “no es el mismo que hace 20 años”. 

A su vez señaló que “recibimos con alegría los comentarios del presidente (Mauricio) Macri en el día de ayer, exhortando a un gran acuerdo que permita un rápido descenso del déficit fiscal.”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

A partir de esas definiciones del primer mandatario es que Rice aseguró que para Christine Lagarde están dadas las condiciones para que “se termine(n) los procedimientos prontamente. Así que esperamos que (el acuerdo) se pueda hacer rápido”.

Para el vocero, la consideración del directorio del Fondo sobre “los comentarios del presidente Macri” en lo que se refiere a reducir drásticamente el déficit fiscal “reflejan el reconocimiento del gobierno de los problemas centrales que aquejan a la economía argentina.”

Por eso, señaló que “estamos de acuerdo con el presidente Macri, esto tiene que ver con las prioridades argentinas”. Finalmente señaló que “este programa le pertenece a Argentina, el FMI apoya las prioridades de Argentina y ése es el tenor de los debates”.

Por ese motivo, explicó que “cuando termine la reunión mañana” (en referencia a la de directorio), “el FMI y el gobierno argentino pasarán a la siguiente etapa de las negociaciones y comenzarán a tratar el programa”.

El respeto formal a la autonomía del gobierno para aplicar su programa para por alto que, en rigor, se trata precisamente del plan que el FMI postula para la Argentina.