Un viejo conocido de la Argentina, el brasileño-israelí Ilan Goldfajn, asumirá como director del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario desde el próximo 3 de enero, anunció este lunes el FMI en un comunicado.

Goldfajn, que fue propuesto para ese cargo por la directora gerente del organismo multilateral, Kristalina Georgieva, reemplazará a Alejandro Werner, quien anunció su retiro del organismo meses atrás. Como responsable del Departamento del Hemisferio Occidental, Goldfajn deberá supervisar las actividades del FMI en los países de América, de Canadá a Argentina.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En ese sentido, tendrá un rol clave en las negociaciones sobre la reestructuración de la deuda que mantiene la Argentina con el FMI, ya que dirigirá el equipo que se sentará a discutir con los funcionarios argentinos. De hecho, y como es costumbre en el Fondo, Goldfajn y Werner comenzarán a trabajar en la transición en forma inmediata, con lo que si el acuerdo con la Argentina se firma antes del 3 de enero igual Goldfajn participará de su elaboración.

Contactos

Justamente, el nombrado para el cargo conoce mucho a la Argentina. Entre 2016 y 2019 ejerció la presidencia del Banco Central de Brasil (BCB). En ese puesto, siguió de cerca la evolución de la economía argentina durante prácticamente todo el mandato de Mauricio Macri y mantuvo contactos periódicos con los sucesivos titulares del Banco Central de la República Argentina, Federico Sturzenegger, primero, y Guido Sandleris, después.

Goldfajn es un favorecedor de las políticas monetarias más ortodoxas. Durante su paso por el BCB defendió la paulatina suba de las tasas de Estados Unidos, algo que impactó de lleno en los primeros meses de 2018 sobre los países menos desarrollados, entre ellos la Argentina.