“La intensificación de las tensiones financieras en la Argentina en las últimas semanas va a alterar nuestra perspectiva macroeconómica”, aseguró Alejandro Werner, director del Departamento para el Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional. Esta revisión del organismo podría decantar en mayores condiciones al Gobierno para lograr el respaldo.

Werner no dio precisiones sobre la magnitud que tendrá el impacto sobre su anterior pronóstico de crecimiento para el país, en torno al 2%. Además, el FMI había estipulado una inflación para este año apenas por debajo del 20%. Sin embargo, en el último mes, el panorama cambió lo suficiente como para que el Fondo revise todos esos números, que ya eran más pesimistas que los del Gobierno.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Werner se reunirá esta semana con la delegación del Ministerio de Hacienda y el Ministerio de Finanzas que viajó a Washington para avanzar en el nuevo programa con el organismo, encabezada por el jefe de Gabinete, Guido Sandleris, quien vino acompañado del secretario de Hacienda, Rodrigo Pena, y el secretario de Finanzas, Santiago Bausili, informó el diario La Nación.