Mediante una resolución de la cartera laboral liderada por Claudio Moroni, el gobierno nacional decidió adelantar las discusiones paritarias en aquellas actividades en las que todavía no se hubieran producido.

La decisión se tomó luego de la reunión que el martes mantuvieron los ministros de Economía, Producción y Trabajo con dirigentes de la CGT y de la Unión Industrial Argentina (UIA) para discutir una política en común frente a la escalada de precios registrada en los últimos meses.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Allí, ante la negativa de los empresarios, se dejó de lado la posibilidad de avanzar en un bono generalizado para todos los trabajadores bajo convenio y se buscó canalizar la resolución del problema por la vía de las paritarias induciendo su adelantamiento. El primer sindicato que reclamó esa excepción fue el de los empleados públicos nacionales, UPCN cuyo titular, Andrés Rodríguez formó parte de la delegación sindical.

Con todo el gobierno decidió impulsar una resolución mediante la cual generalizó la decisión para todos aquellos gremios que tuvieran planteadas sus discusiones en los próximos meses o aquellos que teniendo los acuerdos vencidos no se hubieran sentado a negociar.

Para eso adjuntó en la resolución un anexo en el que establece taxativamente aquellos gremios en los que la resolución debe cumplimentarse aunque aclarando que la medida alcanza a todos los sectores que revistan esa condición: “convócase a las negociaciones paritarias correspondientes a las actividades que se adjuntan en el listado conforme el ANEXO, así como también a las que tuvieran acuerdos o convenios colectivos con término no vencido, y a aquellas que tuvieran acuerdos o convenios colectivos con término vencido y no se encontraren en la etapa de tratativas”.

Allí establece la apertura de 26 paritarias entre las que se destacan las de la UOCRA, Camioneros, Sanidad, Gastronómicos, Alimentación, Televisión y SMATA, entre otros.