El gobierno convocó formalmente a las empresas a negociar este jueves a las 16:30 en medio de la preocupación por la escalada de los precios minoristas y su impacto en el poder adquisitivo del salario.

El encuentro será en la sede del ministerio que encabeza Matías Kulfas. Al titular de Desarrollo Productivo lo acompañarán su par de Agricultura, Luis Basterra; el viceministro de Economía, Fernando Morra; Mercedes Marcó Del Pont, titular de la AFIP; el presidente del Banco Central; y la secretaria de Comercio Interior, Paula Español.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Del lado privado de la mesa las alimenticias referenciadas en la Copal asistirán representantes de las cadenas de supermercados y empresarios de los sectores del trigo y del maíz.

Según se informó participarán también dirigentes de los gremios de la Alimentación y de Comercio y Servicios.

Contexto

La reunión se realizará a pocos días de que el gobierno intimó a un grupo de grandes fabricantes de productos de primera necesidad por supuestas prácticas de desabastecimiento, en particular de artículos que están incluidos en la lista de Precios Máximos, la lista que se lanzó en marzo de 2020 como una alternativa para evitar que las empresas siguieran aumentando los productos de la canasta básica en plena emergencia sanitaria del Covid-19.

Las firmas del sector rechazaron desde el primer momento ese programa con el argumento de que suscribían al tradicional Precios Cuidados, que estrenó en enero 2014 el entonces ministro de Economía de Cristina Fernández, Axel Kicillof, y que siguió durante el gobierno de Cambiemos a partir de 2015.  

El gobierno sostuvo Precios Máximo pese a la presión, lo que no evitó que las empresas aumentaran muchos de sus productos por fuera de esa lista, una práctica frecuente también en Precios Cuidados, y habitualmente denunciada por el canal comercial, en especial el de cercanía, y por entidades de defensa del consumidor.

La semana pasada la administración resolvió intimar a un importante grupo de esas empresas, por cantidad y por nombre, para que expliquen los faltantes de productos en góndolas. También las exhortó a prestar información para justificar esos desabastecimientos.

Las empresas consultadas por Tiempo rechazaron la acusación pero acataron la orden del Ejecutivo y se dispusieron a prestar la información requerida, lo que presuntamente se realizaría este martes.

Agenda

En la mesa de negociación las grandes alimenticias y las compañías líderes de los mercados de tocador y limpieza compartirán espacio con el canal de los grandes supermercados, que por estos días exhiben las góndolas con notorios vacíos.

Un vocero adelantó la posición del sector: “Vamos a ir con lo de siempre. Los controles no sirven, son efectivos un corto tiempo y luego  soclo sirven para distorsionar el merado, para provocar desabastecimiento, para que los proveedores eliminen productos que reemplazan por otros que quedan fuera de los controles o para que agreguen costos nuevos, como los de logística”.

Además la fuente indicó que “los acuerdos tipo Precios Cuidados o el de los cortes de carne baratos  direccionan el comercio hacia las grandes cadenas”.

En tanto, la línea argumentativa del sector representado por el vicepresidente de la UIA, Daniel Funes de Rioja, se puede resumir en la demanda de grandes reformas, en particular una impositiva. El reclamo se extiende a la pata agropecuaria de la patronal que asistirá a la reunión. La industria y el sector primario de la economía confluyen en el argumento de que los precios minoristas suben por la presión tributaria que según sus números ronda el 50% de los precios que abonan los consumidores en las cajas.

El cuadro se presenta complicado porque con la crisis de fondo Balcarce 50 necesita de buenos niveles de recaudación de impuestos.