Finalmente, el gobierno modificó la medición de la inflación. No sólo generó un nuevo Índice de Precios al Consumidor (IPC) sino que también cambió algunos aspectos metodológicos. El cambio, que fue anunciado el verano pasado y puesto en marcha desde este martes 11, consiste en la elaboración de un nuevo índice de inflación de alcance nacional que incluirá, en su determinación, a la inflación de las seis regiones en las que el INDEC divide el país para el resto de sus estudios. Entre esas regiones se encuentra el área metropolitana de Buenos Aires, cuyo índice era el que se usaba hasta ahora para medir la inflación y cuya continuidad se mantendrá, según aseguró Jorge Todesca, titular del organismo estadístico.

El resultado que marcó el INDEC fue que la inflación nacional de junio promedió el 1,2%, con picos del 1,4% en el Gran Buenos Aires y la región Noreste del país, y pisos del 1% en Cuyo y la región Pampeana.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El cambio metodológico consiste en que ahora el INDEC adoptó el clasificador de Naciones Unidas, que emplea 12 divisiones. De ellas, resaltó el alza en “Recreación y cultura”, con alzas que en todas las regiones duplicaron el índice local. En cambio, la suba de “Alimentos y bebidas no alcohólicas” fue menor en todas las regiones al índice local.

El INDEC también presentó el acumulado de la inflación nacional desde enero hasta junio, que arrojó una suba del 11,8% a nivel nacional, con fuerte incidencia de los rubros “Educación” (21,9%); “Vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles” (21,6%) y “Comunicación” (20,1%).

El INDEC también informó sobre la llamada inflación núcleo, un dato muy relevante ya que es el foco de atención del Banco Central a la hora de evaluar la marcha de los precios y, por lo tanto, su política antiinflacionaria.

Así, la inflación núcleo cerró en un 1,3% a nivel nacional, pero en el área metropolitana arrojó un 1,4%, con un acumulado en estos seis primeros meses del año del 10,7% a nivel nacional y 10,9% en el GBA.

La inflación del GBA acumula un alza anualizada del 21,9% y del 12% en lo que va de este año. El objetivo del gobierno es alcanzar una suba anual de entre el 12 y el 17% en 2017.

Todesca indicó que la anualización de las cifras de inflación de las otras cinco regiones se concretará a medida que la serie se prolongue en el tiempo.

En ese sentido, llamó la atención el “empalme” que realizó el Banco Central de la serie estadística de inflación del GBA con la nueva serie nacional. El BCRA informó en la noche del martes 11 que mantuvo sin cambios la tasa de interés de política monetaria, base para el resto de las tasas del sistema financiero, y que para ello empalmó seis meses de la inflación del GBA (julio-diciembre del año pasado) con seis meses (enero-junio de 2017) de la inflación nacional.

Aunque el BCRA aseguró en su comunicado que “la economía ha retomado el sendero de desinflación”, mantuvo inalterada su tasa de interés de referencia en el 26,25%, considerada excesivamente elevada por diversos analistas.