Este martes los ministros de Economía, Martín Guzmán, de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, y el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, se reunieron con directivos de compañías de consumo masivo.

Tras la reunión, que comenzó al mediodía, desde el gobierno informaron que se trató el “esquema de acuerdos de precios al que se apunta llegar en los próximos días”, tras el vencimiento del programa Precios Cuidados y de la lista de más de 1.400 precios congelados que lanzó Comercio Interior el 19 de octubre por 90 días.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Una de las empresas asistentes confió a este medio que el gobierno propone una nueva lista de 1.500 productos, lo que desde esa vereda es percibido como excesivo.

Según la versión, Comercio sostiene que hoy tiene una lista de 300 artículos asegurados, 800 que estarían «encaminados» y que tiene en carpeta otros 300 productos que todavía no comenzó a negociar con sus fabricantes. La opinión de la contraparte es que el objetivo de llegar al viernes con una lista de esas características es difícil por razones temporales.

Del lado oficial evitaron confirmar esos números, pero remarcaron que «se está terminando de cerrar lo más fino» del acuerdo y que las compañías que asistieron hoy «plantearon la voluntad de estar en el acuerdo».

La empresa consultada destacó que los funcionarios agradecieron la participación privada en todos los programas de precios administrados y que fue una reunión cordial. En ese contexto, advirtieron a las autoridades que existe gran expectativa con el programa que se acuerde, al que se consideró «clave» para el negocio de cada compañía en 2022.

También renovaron el clásico pedido de medidas de previsibilidad económica.

La versión oficial señala que las compañías demostraron una actitud “cooperativa y constructiva” y que “valoraron la importancia de los acuerdos de precios para ayudar a coordinar expectativas que permitan atacar el elemento de persistencia en el proceso inflacionario de una forma que sea consistente con el resto de las políticas macroeconómicas”.

Extraoficialmente se pudo saber que la convocatoria se realizó “para llegar a un acuerdo sobre la necesidad de viabilizar y consolidar una canasta amplia, de calidad y representativa del consumo promedio”.

La fuente destacó a Tiempo que esta convocatoria se realizó en bloque, entre varias dependencias del Estado, y no por separado como se hizo hasta hoy. Con esta modalidad se quiso dar un mensaje: “El tema es atinente a todo el gobierno, no solo a Comercio a Interior e incluye a Miguel Pesce”, por la importancia que tiene la cuestión cambiaria y de divisas en la ecuación que define luego los precios.

Lo que se busca «es dejar en claro que es un tema importante para el gobierno y que todo el equipo económico plantea que es necesario poder garantizar una política de precios con una canasta accesible, acorde a los ingresos y consumos de la población”.

La misiva de prensa que difundieron los funcionarios después del encuentro no desarrolló ningún detalle del acuerdo que se prevé anunciar en los próximos días. El diálogo entre la administración nacional y el sector privado sobre precios minoristas sigue sin arrojar resultados satisfactorios, si se tienen en cuenta los datos de la inflación, que en 2021 rondará el 50%.

En representación de las empresas participaron Laura Barnator, por Unilever; Gabriela Bardin , ejecutiva de P&G; Gonzalo Fagioli, referente de la cervecera Quilmes; Abelardo Gudiño, por Coca Cola; Adrián Kaufman Brea, viejo dirigente del Grupo Arcor; Maximiliano Lapidus, hombre de La Serenísima; y Agustín Llanos, como enviado de Molinos Río de La Plata.

Las compañías invitadas pertenecen al selecto grupo de corporaciones que ostentan posiciones dominantes en el mercado de la alimentación y de la limpieza y tocador y, consecuentemente, un peso clave a la hora de la formación de precios.