A pesar de haber cerrado la Jornada Mundial de la Juventud en Polonia y de haber regresado a su residencia en el Vaticano, el Papa Francisco se tomó su tiempo para reflexionar sobre la situación en Argentina y le escribió una carta a la Conferencia Episcopal por la proximidad del 7 de agosto, día de San Cayetano. En ella, el Sumo Pontífice advierte que es difícil conseguir trabajo porque se viven “momentos en los cuales los índices de desocupación son significativamente altos”.

Además de recordad cómo vivía los 7 de agosto en Liniers, Francisco señaló que el trabajo es dignidad. “El pan es más fácil conseguirlo porque siempre hay alguna persona o institución buena que te lo acerca, al menos en Argentina donde nuestro pueblo es tan solidario. (…) El pan te soluciona una parte del problema, pero a medias, porque ese pan no es el que ganás con tu trabajo. Una cosa es tener pan para comer en casa y otra es llevarlo a casa como fruto del trabajo. Y esto es lo que confiere dignidad”, explica en la carta.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Más allá de las percepciones, el Papa se refirió a “índices de desocupación”. Si bien el INDEC aún no ha publicado estadísticas al respecto en lo que va de la gestión de Mauricio Macri, el Ministerio de Trabajo sí ha reconocido que en mayo de este año hay 59.840 trabajadores registrados menos que en el mismo mes de 2015, según un informe de la Subsecretaría de Políticas, Estadísticas y Estudios Laborales, que no tiene en cuenta el trabajo en negro ni el empleo estatal. Según el Ministerio de Modernización, en el 2016 el número de trabajadores del Estado disminuyó en más de 11 mil puestos, aunque los gremios denuncian que la cifra es superior.

Además, como casi todos los indicadores registraron suba del empleo e el segundo semestre de 2015, los números de lo que va de este año son aún peores: la caída del empleo registrado desde diciembre supera los 100 mil.

Por este motivo, se esperan grandes movilizaciones para el 7 de agosto en la Iglesia de San Cayetano. Trabajadores y movimientos sociales -tales como la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), la Corriente Clasista y Combativa (CCC) y el Movimiento Barrios de Pie (MBP)- convocaron a una marcha desde el santuario ubicado en el barrio de Liniers a Plaza de Mayo, bajo la consigna «Pan, Trabajo, Techo y Ni un pibe menos por la droga».