La senadora Norma Durango, integrante del bloque del Frente de Todos, presentó un proyecto que propone imprimir billetes y sellos postales con la imagen de Diego Armando Maradona, fallecido el 25 de noviembre pasado. La iniciativa plantea que, durante 2021, el Banco Central imprima como mínimo el 50% del total previsto de los billetes de curso legal de denominación superior a mil pesos, incluyendo en su cara anterior el retrato de la estrella de la Selección Argentina . Por su parte, el reverso llevaría grabada una secuencia del segundo gol a Inglaterra, realizado en México, el 22 de junio de 1986. El proyecto recoge una idea que se volvió viral a través de las redes sociales. Jugando con el icónico número 10 con el que se identifica al exfutbolista, la misma sugería la posibilidad de crear un billete maradoniano con un valor de 10 mil pesos.

La propuesta presentada por Durango incluye además la posibilidad de realizar una colección de estampillas conmemorativas, ilustradas con momentos destacados de la vida deportiva del astro. La misma podría incluir imágenes que representen el paso de Maradona por los distintos clubes en los que jugó: Argentinos Juniors, Boca Juniors, Barcelona, Napoli, Sevilla y Ñewells Old Boys. Pero también su participación en los mundiales, ya sea como jugador de la Selección Argentina, tanto en la categoría juvenil (Japón 1979) como en mayores (España 1982; México 1986; Italia 1990 y Estados Unidos 1994), o como técnico (Sudáfrica 2010).

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En cuanto a la iniciativa de crear un billete de 10 mil pesos con la imagen de Maradona, la misma fue muy bien recibida en diferentes ámbitos. En primer lugar dentro de la política, ya que el proyecto de la senadora Durango recibió el apoyo inmediato de sus compañeros de bancada, entre quienes se cuentan Alfredo Luenzo, Eugenia Catalfamo, Beatriz Mirkin, Silvina García Larraburu, Carlos Caserio y Gerardo Montenegro. Pero también dentro de la esfera popular, donde la figura del futbolista genera devoción desde que debutó a los 16 años el 20 de octubre de 1976. 

Así lo confirma la petición realizada hace cinco días a través de la plataforma Change.org, en la que se busca reunir 25 mil firmas para que el gobierno emita el mentado billete. Por el momento son casi 20 mil las personas que han apoyado esta campaña. Entre los comentarios de los firmantes, hay algunos que convalidan el carácter todopoderoso que se le atribuye a Maradona: «¡Con este homenaje… volteamos al dólar!» Una manifestación que da cuenta de aquella fantasía colectiva que sostiene que, con el Diego a la cabeza,  los argentinos podemos derrotar hasta a los enemigos invencibles.

Sin embargo, algunos especialistas analizaron la propuesta con una mirada realista, destacando la posibilidad de que un billete de Maradona pudiera convertirse en un objeto de colección, haciendo que su valor real termine superando a su valor nominal. Si así fuera, su emisión podría representar un impulso que ayudara a revalorizar la alicaída moneda nacional. 

En un diálogo con los conductores del programa Desde el medio, emitido por Radio 2 de Rosario, el economista Sergio Chouza afirmó que existen formas de explotar ese valor simbólico si se utilizara el billete para «operaciones de canje local» vinculadas al turismo. El economista explicó que si los billetes maradonianos de 10 mil pesos se pusieran a disposición de los turistas a un valor de cien dólares (un 30% más que el precio oficial de la divisa estadounidense), esto podría generar importantes recursos para el erario público. Chouza graficó el asunto a través de un razonamiento muy sencillo: “Si un millón de personas adquieren el billete, ingresarían [al país] diez mil millones de pesos, lo cual es una cifra muy significativa”. Al mismo tiempo destacó que “no hay una experiencia en el mundo similar a esta”, simplemente porque ningún otro país sobre la Tierra tiene entre sus tesoros culturales una figura de la trascendencia y popularidad del extraordinario futbolista.

Sin embargo, existe un escollo que el proyecto de un billete de 10 mil pesos con la imagen de Maradona difícilmente podrá eludir: la negativa del Gobierno a lanzar billetes cuya denominación supere los mil pesos, que en la actualidad es el más valioso de los que hay en circulación. De hecho, ya durante el mes de mayo se rechazó la posibilidad de avanzar con un billete de cinco mil pesos, aunque en aquel momento el diario La Nación insistió en que su llegada al mercado era inminente. Es por eso que la idea de un billete de 10 mil parece descartada de entrada, limitando la posibilidad del reconocimiento a los billetes de mil pesos, en en los cuales el retrato de Maradona reemplazaría a la imagen del hornero. De ser así, el homenaje perdería buena parte de su potencia, ya que dejaría de reunir en el mismo billete al magistral futbolista con el icónico número 10 con el que se lo identifica en todo el mundo.