Emprendedores nucleados en la UERA (Unión de Emprendedores de la República Argentina) presentaron un petitorio a autoridades del Congreso en el que piden a favor del tratamiento de un proyecto de ley que busca impulsar la creación de nuevos emprendimientos y pequeñas firmas por medio de exenciones tributarias.

Rodolfo Llanos, presidente de UERA, le dijo a Tiempo que el proyecto lo presentaron hace un año y que en el ínterin, hablaron con el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa y su equipo, además de funcionarios de los ministerios de Trabajo, Desarrollo Social y Desarrollo Productivo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“El proyecto apunta a resolver la situación caótica que viven comerciantes, emprendedores, monotributistas y pymes”, señaló.

Llanos señaló que “como no hemos logrado que se trate ni en Diputados ni en el Senado, hemos decidido marchar al Congreso de manera pacífica un grupo reducido de emprendedores, no queremos generar trastornos con la cuestión de la salud, vamos a desplegar una bandera y entregar un petitorio”, detalló sobre la actividad de este mediodía.

El petitorio fue entregado a la vicepresidenta y presidenta del senado, Cristina Fernández, en el que se le solicitará que genere el tratamiento en comisión ya que el texto logró una cuestión de privilegio desde el año pasado. “O que acepte el tratamiento del proyecto sobre tablas”, agregó Llanos.

El petitorio también llegará a manos de los senadores Daniel Lovera, titular de la comisión de Trabajo; Carlos Alberto Caserio, presidente de la comisión de Presupuesto; y Juan Carlos Marino, que fue el legislador que firmó el proyecto para su ingreso a la Cámara altas un año atrás.

Luego harán lo propio en Diputados, con Massa y Vanesa Siley, presidenta de la comisión de Legislación del Trabajo.

“Entiendo que la política tiene otras prioridades, pero esto apunta a resolver problemas laborales de incorporacion de personas y de solucion de muchos aspectos de lo que está pasando en la economía”, dijo Llanos.

Claves

El proyecto apunta a aliviar el peso de los tributos sobre los nuevos emprendimientos o en relación a aquellos que se regularicen. Básicamente, propone un sendero ascendente en el pago de Ganancias en función del tiempo transcurrido desde la formalización. Así, en el primer año de vida, el emprendimiento no pagaría Ganancias. En el segundo, el 25% de lo que le correspondería y así hasta que en el quinto año pagaría el ciento por ciento de ese tributo. Con el mismo criterio, establece beneficios impositivos para las firmas que se establezcan en las provincias por fuera del AMBA.

Respecto de la incorporación de personal, propone aplicar el plan Empalme, por el cual el Estado paga la mitad del salario de un nuevo empleado, cifra equivalente a lo que actualmente cobra por un Potenciar Trabajo que es la mitad de un salario mínimo.