El Movimiento Nacional de Empresas Recuperadas (MNER) presentó este sábado, bajo el lema «la cooperación supera a la competencia», una nueva moneda social complementaria con la que los trabajadores de la economía popular podrán comprar y vender sus productos y servicios.

Se trata de la Moneda de Intercambio Argentina (MIA) y fue presentada en el Mercado de Flores, ubicado en Ramón Falcón 2.714, en la Ciudad de Buenos Aires. La actividad reunió productos de un centenar de empresas recuperadas, feria gastronómica, sorteos, juegos y música. Además, contó con un espacio para las infancias.

Según se informó hasta el momento, MIA tiene dos billetes: uno de 500 MIA, que es azulado, con la imagen de una persona haciendo un trabajo metalúrgico de soldadura; y otro de 1000 MIA, que es de color verde y en el frente muestra a tres mujeres trabajando con barbijos. Todos son aceptados para comercializar entre empresas recuperadas.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

MIA: cómo funciona la Moneda de Intercambio Argentina

Por ejemplo, desde el laboratorio recuperado Farmacoop contaron al medio lavaca que ya hicieron una prueba piloto: distribuyeron 1.000 MIA a cada uno de los 45 integrantes de la cooperativa, con los que pudieron comprar en el mayorista Recoop (que vende yerba, aceite, quesos, dulces, pastelería, embutidos, alcohol, barbijo, cremas, etc.) y también en una red de unos 50 mercaditos barriales.

En esa prueba, con las MIA que recibió, Recoop hizo compras al laboratorio Farmacoop. Ahora, con la presentación de la moneda, se busca consolidar un mecanismo más fluido y se incentiva la compra al propio mercado cooperativo. Sin embargo, está claro que la idea no es que que todo quede en el circuito de recuperadas sino que entren también otros comercios.