El gobierno porteño de Horacio Rodríguez Larreta envió su proyecto de Presupuesto para el 2020 a la legislatura de la Ciudad y anunció que el año próximo se modificará la forma en que se actualiza el ABL, el impuesto inmobiliario.

Según se desprende del proyecto, las cuotas del impuesto por Alumbrado, Barrido y Limpieza) se actualizarán todos los meses de acuerdo con el índice de inflación y no de manera anual, como se realizaba hasta el momento.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Según el texto, en 2020, en lugar de calcular con la inflación pasada (52% interanual), la actualización de este impuesto estará en línea con la inflación del año próximo y la cuenta se realizará mensualmente y de manera progresiva, por lo cual no se puede estimar cuál será, con anticipación, la suba que percibirá cada vecino.

El Presupuesto 2020 de la Ciudad de Buenos Aires ingresó hoy a la Legislatura porteña con un gasto total estimado en $480.833 millones, según el proyecto con “déficit cero” presentado por el Ejecutivo, que prevé un tipo de cambio promedio de $67,1 y una inflación de 34%.

El proyecto fue elevado ante la Legislatura con casi dos meses de retraso debido a la dificultad que enfrentó la gestión de Rodríguez Larreta para “mensurar las variables macroeconómicas” que forman parte en la elaboración del cálculo de gastos e inversión local a raíz del cambio de mando en el gobierno nacional.

Según fuentes parlamentarias, el gobierno porteño ofrecerá sólo un informe, a cargo del ministro de Economía, Martín Mura, el miércoles 27; y dos días después se reunirá la Comisión de Presupuesto para discutirlo y, probablemente con la firma del oficialismo, girarlo al recinto para la sesión del 5 de diciembre.

En 2019, el presupuesto fue estipulado en $321.457 millones; no obstante la Legislatura aprobó, en julio y noviembre, dos ampliaciones de $37.000 millones y $18.000 respectivamente.

En el Presupuesto, el Ejecutivo señaló que “la Ciudad renovará los vencimientos de deuda que vencen el año próximo y que alcanzan los $29.980,3 millones” y prevé “continuar con los desembolsos de los financiamientos para obras de infraestructura provenientes de los organismos multilaterales de crédito, que alcanzarán los US$ 350,8 millones”.

Por último, detalla las inversiones que hará, por ejemplo, en materia de Seguridad, área a la cual destinará $75.820 millones “para seguir dotando a las fuerzas de seguridad del equipamiento, la indumentaria y la tecnología necesaria”.

La inversión en infraestructura en la Ciudad para 2020 asciende a $81.167 millones, que serán dirigidos a obras en la red de subterráneos, intervenciones en las villas 20-Papa Francisco y Rodrigo Bueno y la finalización del segundo emisario del Arroyo Vega.