El proyecto que propone crear un fondo para pagar la deuda contraída con el FMI, con dólares provenientes de bienes no declarados en el exterior, continuará su recorrido legislativo en la Cámara de Diputados. Los interbloques minoritarios definirán si será o no ley ante los números desfavorables para el Frente de Todos (FdT). Esta semana, la iniciativa impulsada por Oscar Parrilli recibió 37 votos afirmativos y 31 negativos en el Senado de la Nación.

Según pudo saber Tiempo, el oficialismo en la Cámara Baja se encolumnará en su totalidad detrás del acompañamiento al proyecto. “Excepto en la votación del acuerdo entre Argentina y el FMI, venimos teniendo posiciones comunes en todos los temas que vamos tratando”, dijeron fuentes del bloque. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Entre lunes y martes la presidencia de Diputados, que comanda Sergio Massa, le dará al proyecto giro a comisiones. En el Senado la iniciativa se debatió en las comisiones de Presupuesto y Legislación General, por lo que se descuenta que tendrá el mismo criterio en la otra cámara del Parlamento.

En ese caso, estarán a cargo de la organización del tratamiento los diputados del FdT Carlos Heller y Cecilia Moreau, que son los presidentes de las comisiones.

“Seguramente, habrá reuniones informativas para posicionar el tema. Vamos a ir viendo la posición de posibles diputados de otros bloques que nos acompañen”, comentó a este medio el presidente del bloque oficialista, Germán Martínez. Él deberá buscar apoyos para conseguir el número que se necesita para que sea ley (129 diputados). Con los 118 que tiene el oficialismo, deberán negociar tanto en el interbloque Federal como con el de Provincias Unidas, ya que Juntos por el Cambio rechaza el proyecto. Sostiene que en la actualidad ya existen mecanismos para combatir la fuga.

Un anticipo de la posición de las terceras fuerzas se pudo observar el jueves en el recinto del Senado. El rionegrino Alberto Weretilneck votó a favor. La representación de su bloque se traslada al interbloque Provincias Unidas que conduce Luis Di Giacomo y que cuenta con cinco integrantes, lo que sumaría 123 voluntades. Sin embargo, la senadora cordobesa Alejandra Vigo, que responde a un bloque que en Diputados está dentro del interbloque Federal, votó en contra. 

En diálogo con este diario, Alejandro “Topo” Rodríguez –titular del Consenso Federal, que tiene ocho legisladores– dijo que todavía no se tomó una postura, pero adelantó su opinión personal: «Escriben de arte y de cultura con la izquierda, pero de economía y finanzas con la derecha. Este proyecto lo único que hace es garantizar un blanqueo a los incumplidores».

Se descuenta que los espacios de extrema derecha de Javier Milei y José Luis Espert no apoyarán el proyecto. Consultado por Tiempo, Espert opinó que “es inconstitucional porque, por más que lo dibujen como un fondo, es un impuesto. Por esta razón, la Cámara de origen debería ser Diputados, según el artículo 52 Constitución Nacional”. 

“Es un proyecto disparatado. Voy a votar en contra. La gente no da más de pagar impuestos que no sirven para nada”, anticipó. 

Finalmente, desde el Frente de Izquierda, también manifestaron su rechazo. “Nunca estuvimos de acuerdo en pagarle al FMI y no vamos a cambiar de opinión”, le dijeron a este medio.

La iniciativa propone crear el Fondo Nacional para la Cancelación de la Deuda con el FMI. Tendrá por objetivo saldar el total de la deuda actual y futura con el organismo. Este fondo será constituido en dólares estadounidenses y tendrá vigencia hasta que se produzca la cancelación total del endeudamiento. «