El sindicato liderado por Armando Cavallieri se sumó al por ahora acotado grupo de gremios que lograron reabrir sus paritarias con anticipación adelantando las fechas estipuladas en las denominadas “cláusulas de revisión”.

Así, en una reunión de la que participaron junto con dirigentes de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) y otras entidades patronales, obtuvieron un incremento adicional del 9% que se incorporará en forma no remunerativa con el salario de noviembre. El acuerdo será revisado nuevamente en enero de 2022 cuando esa suma, además, se integre definitivamente al básico de convenio.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

De esta forma, a las cuatro cuotas de un 8% sobre los haberes de abril de 2021 pautadas para los meses de mayo, septiembre, enero y febrero, se le adiciona un nuevo incremento del 9% que llevará el incremento hasta un 41%.

Además, el acuerdo incluyó una suma no remunerativa y de “naturaleza excepcional” de $ 4 mil que se abonará en la segunda quincena del mes de agosto a partir de la cual el gremio consideró que la suba acumulada llega hasta el 42%.

La mejora se da luego de conocer que el índice de precios al consumidor acumula una suba del 25,3% en el primer semestre del año. Sin embargo, la nueva pauta no garantiza el poder adquisitivo de los asalariados toda vez que la proyección anual de inflación ya arroja una suba de precios superior al 48% para diciembre de este año y del 43% en el período que va de junio de 2021 al mismo mes del año 2022.

En los próximos días buscarán revisar sus acuerdos otros gremios como los empleados públicos y los docentes universitarios.

Datos oficiales indican que, a mayo de 2021, el salario real de los trabajadores registrados acumulaba una caída del 5,5% interanual.