Los trabajadores de prensa escrita protagonizan hoy en todo el país una jornada de lucha por el salario impulsada por el secretariado nacional de la FaTPren. En la Ciudad de Buenos Aires, además, exigen la incorporación del SiPreBA en la discusión paritaria.

En el caso de los medios de la CABA se trata de la segunda fase del plan de lucha que comenzó hace poco más de un mes y que incluyó ceses de tareas y actos en las redacciones de Página/12, Editorial Perfil y Clarín.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Más allá del marco general de la jornada que se llevará a cabo con asambleas y ceses de tarea de los diferentes medios de todo el país uno de los focos principales del conflicto hoy se encuentra en la redacción de Página/12 que cumple hoy su treceava jornada de paro de 24 horas en un plan de lucha que sostiene desde principios de marzo.

La asamblea y los delegados del medio perteneciente al Grupo Octubre exigen una recomposición salarial particular porque, aseguran, mientras el salario de un redactor se encontraba en 2016 un 42% por encima de la Canasta Básica Total hoy se ubica un 20% por debajo. Además, denuncian la actitud anti sindical de la empresa que, paradójicamente liderada por el sindicalista e integrante del Consejo Directivo de la CGT Víctor Santa María, ha intentado vulnerar los procesos editoriales que rigen el medio con el propósito de quebrar la huelga.

Ana Paoletti, delegada de ese medio y secretaria adjunta del SiPreBA explicó a este medio que “seguimos con los ceses de tareas diarios de tres horas y hoy tenemos una nueva asamblea para definir nuevas medidas. La idea que promovemos es hacer un acto público el 26 de mayo cuando el diario cumpla 35 años pero veremos que opinan los compañeros y compañeras en la asamblea”. Además, Paoletti explicó que “seguimos sin novedades de parte de la empresa. El diario sigue sin salir porque la empresa decidió no imprimirlo. Logramos por nuestra propia fuerza que no saliera el domingo 8 pero ahora, ante cada paro de 24 horas, la empresa es la que decide no sacarlo. Al mismo tiempo buscan psicopatearnos con la posibilidad de abandonar la edición impresa. De todas formas la asamblea sigue firme con la solidaridad de sub editores y editores y vamos a sostener las medidas”.

Efectivamente la pérdida del poder adquisitivo del sector es extraordinaria. Juan Pablo Piscetta, delegado de Infobae y pro secretario gremial de SiPreBA explicó a Tiempo que “el salario bruto de un redactor en enero de 2016 era de $14.014 cuando la canasta básica que mide la dirección de estadísticas de la Ciudad de Buenos Aires era de $10.313. El salario estaba un 35,9% por arriba. Ahora, en abril de 2022, la relación es inversa. La Canasta está en $95.260 mientras el salario del redactor es de $66.371, un 30,3% por debajo. Para recuperar el poder adquisitivo de 2016 sería necesario llevar esa categoría hasta los $129.446, un incremento del 95%”.

Dicho de otra forma, en apenas seis años, el salario real del sector se contrajo en un 48%.

Este deterioro salarial ha provocado una verdadera reforma laboral de hecho forzando a los y las trabajadoras del gremio a incrementar sus ingresos a través del pluriempleo vulnerando la jornada de convenio de seis horas. Para reflejar esta situación el sindicato impulsa una encuesta socio económica entre sus afiliados que sirva de instrumento de difusión y de movilización hacia una jornada pautada para alrededor del 7 de junio, día del periodista. En el medio buscarán generar nuevas instancias de paros, actos y asambleas.

Carla Gaudensi, scretaria general de la FaTPREN señaló a este medio que “estuvimos llevando adelante una jornada nacional de lucha salarial en prensa con el respaldo de más de 17 sindicatos de todo el país. Exigimos a las distintas cámaras empresarias como ADIRA y AEDBA una recomposición salarial urgente porque la mayoría de las y los trabajadores de prensa percibimos sueldos por debajo de la línea de pobreza”.

Además, la dirigente ratificó que “en la Ciudad de Buenos Aires reclamamos la participación del Sipreba en la negociación paritaria” mientras “en el resto del país se están llevando medidas de fuerza como asambleas. En el diario El Día de La Plata y en Córdoba, que negocia su propia paritaria, están llevando adelante un ruidazo”.