El Banco Provincia presentó un plan de refinanciamiento de deudas de las personas que optaron por diferir los pagos de las cuotas de sus préstamos de consumo con esa entidad en 2020. También aplica a las empresas que tomaron la misma decisión respecto de sus deudas comerciales con el Bapro.

El plan forma parte del plan de asistencia de la provincia de Buenos Aires para paliar los efectos de la pandemia y las políticas sanitarias que anunció el gobernador Axel Kicillof y alcanza a los 70 mil millones de pesos distribuidos en varias reparticiones bonaerenses.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En el caso de las deudas de consumo, el Bapro ofrece hasta cinco años de plazo para su cancelación aunque recarga con una tasa anual fija del 40,2%, que si bien suena alta, en rigor se encuentra por debajo de la actual tasa inflacionaria interanual, del 46,2% en abril pasado. El banco informó que, además, el nivel de tasa que impone está casi 10 puntos porcentuales por debajo del costo financiero de un préstamo personal, que sería la alternativa a la refinanciación que propone.

En tanto, en la línea para deudas comerciales, el banco ofrece dos opciones de tasas y plazos: a 12 meses con una tasa fija del 29,5% o la alternativa de 24 meses con un interés fijo del 34% anual. El Bapro avisó que “las empresas también pueden asesorarse por plazos más extensos con tasas variables e incluso obtener un período de gracia para el pago de capital o una disminución de tasa según garantía”.

El presidente del Provincia, Juan Cuattromo, adelantó que en breve se anunciará una nueva línea para la refacción de viviendas, Provincia Renueva, dirigido a las familias para que encaren arreglos en sus hogares con un financiamiento accesible.