La secretaria de Energía, Flavia Royón, afirmó este martes que el cuestionado esquema de segmentación de tarifas que aplicará el Gobierno nacional «es una política distributiva con sentido social», y consideró que «hay que darle subsidios a quien realmente los necesita», durante una conferencia de prensa en el microcine del Palacio de Hacienda para dar a conocer los nuevos valores de los servicios de luz, gas y agua.

En otro tramo de la conferencia, Royón afirmó que «hay que instalar el uso racional de energía».

Por su parte, el subsecretario de Hidrocarburos, Federico Bernal, dijo que la quita de subsidios en el consumo de gas se hará «en tres etapas» que serán en septiembre, noviembre y enero con «aumentos progresivos».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Al respecto, Royón precisó que si bien en principio se había previsto quitar los subsidios en tres tramos iguales, se tomó la decisión de que el primer tramo será de 20% y el 80% restante en las dos etapas restantes posteriores, porque se prevé que «los costos van a tender a bajar y va a ser mas accesible para la gente».

A su turno, el subsecretario de Energía Eléctrica, Santiago Yanotti, dijo que «con esta medida logramos acercarnos al orden fiscal que necesitamos en materia de subsidios». Además, afirmó: «Se busca incentivar el ahorro del recurso, no llegando a medidas tan drásticas como están tomando algunos países».

En tanto, la titular de la empresa Agua y Saneamientos Argentinos (AySA), Malena Galmarini, detalló que la quita de subsidios a usuarios no residenciales «será en dos pasos, primero se sostendrá el 40% (del subsidio), luego el 20% para llegar a marzo del 23 con el 0%».

Galmarini señaló que «los no residenciales son 9% de los casos pero implican un 30% de la facturación anual y los residenciales un total de 69%».

Royón detalló el ahorro que significará para el fisco

Royón afirmó que con la segmentación de tarifas de los servicios de energía eléctrica y de gas se estima un ahorro fiscal de $ 47.500 millones para 2022 y de $ 455.000 millones en base anualizada.

“Esto es más de lo presupuestado originalmente, cuando se arrancó el tema de la segmentación porque se estimaba que solamente el 10% no iba a solicitar el subsidio y hoy tenemos en energía eléctrica 4,5 millones de usuarios aún no inscriptos y 3,5 millones en materia de gas”, agregó la funcionaria.