La titular del FMI, Kristalina Georgieva, confirmó que los países del G20 acordaron aumentar las reservas del Fondo Monetario Internacional (FMI) con una nueva asignación de los Derechos Especiales de Giro (DEG) por U$S 500.000 millones en DEG.

La medida significa que cada uno de los 190 países que integran el FMI tendrá asignada una parte de esos fondos proporcional con su cuota. En el caso de la Argentina, con una cuota del 0,66%, equivaldría a recibir U$S 3300 millones en DEG.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Finalmente, el viernes pasado en la reunión del G20, obtuvimos luz verde para trabajar en una nueva asignación de DEG”, dijo la directora gerente del FMI durante el Foro Fiscal Africano, realizado el martes último.

Si bien los representantes del G20 y la propia Georgieva aseguran que la medida beneficiará a los países más pobres, lo cierto es que esas naciones –por el sistema de cuotas- sólo recibirán el 3% del total, mientras que los países más ricos acumularían el 70 por ciento.

Ante esa realidad, Georgieva explicó que el Fondo buscará formas de redistribuir los DEG. “Estamos muy interesados en pensar en una forma en que nuestros miembros ricos, que no necesitan esta asignación de DEG tanto como los miembros más débiles, puedan transferir y prestar a través de nosotros algunos de estos DEG”, indicó.

La titular del FMI no aclaró cuándo se implementará el aumento de reservas, aunque dada la emergencia sanitaria por el Covid-19 se especula con que será entre este mes y abril.