El ministro de Economía, Martín Guzmán, celebró en el G-20 la iniciativa global de avanzar con una tributación internacional a las multinacionales aunque solicitó la aplicación de una mayor tasa que la que se discute actualmente, de 15%, antes sus pares en un foro organizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). En Venecia, donde el ministro viajó para asistir a la cumbre de ministros de Economía del G20 y permanecerá hasta el fin de semana, Guzmán disertó en el Foro Global de Productividad organizado por la OCDE, en presencia de la presidenta del Banco Central Europeo y extitular el FMI, Christine Lagarde.

Según Guzmán, el principal problema de la economía mundial es la desigualdad, y que un objetivo del multilateralismo debe ser evitar una evolución desigual de la economía global luego del impacto de Covid-19. En este sentido, expresó: “Celebramos los avances en el frente de la tributación internacional y pensamos que la idea de un impuesto global mínimo de al menos 15 % es un paso positivo. Por supuesto, más sería mejor, pero sin duda éste es un paso muy importante”.

Asimismo, bregó por “una modernización de las líneas de crédito de los bancos multilaterales de desarrollo, de manera que podamos reducir las asimetrías que enfrentan las economías avanzadas y en desarrollo en el acceso al financiamiento”. “Abordar el tema de la desigualdad incluye el acceso equitativo a la vacunación”, agregó, entre otras consideraciones, según informó el propio Ministerio a su cargo.

Además de Lagarde, el ministro compartió el panel con el titular del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, y el secretario de Hacienda y Crédito de México, Arturo Herrera. Luego, Guzmán participará también hoy de la primera jornada de la cumbre de ministros de Finanzas y presidentes de Bancos Centrales del G20 -que finalizará mañana- y mantendrá reuniones técnicas con directivos del Fondo Monetario Internacional (FMI), para avanzar en las conversaciones sobre el nuevo programa de financiamiento de la deuda por US$ 44.000 millones contraída en 2018. En una agenda muy ajustada, Guzmán se reunirá también con sus pares de México, Alemania, Japón y Rusia.