El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que “nos va a llevar más de una década”, solucionar el problema generado por la deuda de US$ 45.000 millones tomada con el FMI por el ex presidente Mauricio Macri.

“Es tan grande la deuda que dentro de los marcos que hoy dispone el FMI no se puede resolver con un solo paso. Un acuerdo con el organismo nos va a ayudar en el corto plazo a ir despejando el horizonte financiero, pero curar las heridas que generó el endeudamiento en dinero extranjero el gobierno de Juntos por un Cambio nos llevará más de una década”, dijo Guzmán en declaraciones al canal de noticias C5N.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Sobre el informe difundido sobre el propio Fondo Monetario Internacional en relación al préstamo otorgado al gobierno de Macri, Guzmán fue tajante: «Hay una parte donde se necesita más autocrítica, pero reconoció que la plata se usó para pagar deuda insostenible a acreedores privados. Básicamente un salvataje a acreedores que habían entrado a hacer una apuesta en 2016. Y se usó para financiar la salida de activos externos»

El ministro terminó el análisis con lo que bien puede leerse como la estrategia del gobierno de cara a un acuerdo futuro: «Creemos que le falta hacer una revisión mayor. Es necesaria una evaluación seria sobre si se cumplieron o no las normas, el estatuto del FMI. Se supone que no debería usarse un préstamo del FMI para financiar la salida de capitales. Y eso sucedió en la Argentina».