A partir del Decreto presidencial 690/20, lanzado en agosto del año pasado, los servicios de TV Paga, internet y telefonía pasaron a ser esenciales. Esta declaración, además de despertar la furia de las compañías, abrió las puertas a la creación por parte del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) de una Prestación Básica Universal (PBU).

En una entrevista cedida a Tiempo el 14 de febrero, el vicepresidente del Enacom, Gustavo López, había adelantado que la PBU “implica un cambio cualitativo en el acceso a las tecnologías de la información y de las telecomunicaciones”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Está pensada para el universo que no puede pagar el plan más bajo que ofrecen las empresas. Se pensó para un grupo familiar cuyos ingresos sean de hasta dos salarios mínimos (en total, $ 43.200). Creamos cuatro planes que no existían, cuyo objetivo es que ese universo no tenga ningún problema para acceder al servicio”, apuntó López.

Este jueves 22 de abril, el jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Santiago Cafiero; la presidenta del Consejo Nacional de Políticas Sociales, Victoria Tolosa Paz; el presidente del Enacom, Claudio Ambrosini; y la secretaria de Innovación Pública, Micaela Sánchez Malcolm; junto a representantes de las compañías de telecomunicaciones, se reunieron en el salón Eva Perón de la Casa Rosada, con el fin de poner en marcha la PBU.

Ambrosini junto con Tolosa Paz, realizaron ante Cafiero y las empresas un informe pormenorizado del alcance y población objetivo para la implementación de la PBU. Analizaron los indicadores de pobreza e indigencia para identificar la urgente necesidad de hacer efectiva la política y garantizar el acceso a la conectividad en el corto plazo para más de 3 millones de personas de 750 mil hogares.

La oferta de la PBU

Para telefonía móvil, la PBU ofrecerá WhatsApp ilimitado y un giga de datos por $ 350 mensuales. Para la telefonía fija, hay 300 minutos de llamadas por $ 380 mensuales. Para internet, ofrecerá 10 Megas por $ 800 (con esa velocidad, se puede soportar 5 dispositivos de forma simultánea sin sufrir mermas en el rendimiento). Para TV Paga, habrá un 30 por ciento de descuento en el plan de menor valor ofertado por la empresa.

“Dimos un gran paso para avanzar en la prestación al sector más necesitado de la población y Enacom va a ser un actor fundamental en el entrecruzamiento de las bases de datos con el Consejo Nacional. Nuestra intención es que, en treinta días, todas las empresas tienen que dar la prestación que tanto se necesita y con la que el Estado se comprometió”, apuntó Ambrosini.

Por su parte, Tolosa Paz afirmó: “La conectividad hoy es la plataforma de acceso a la educación y a la salud y, en ese sentido, lo que estamos haciendo ahora es darnos un plazo, un marco regulatorio, para que en 30 días, 3 millones de argentinos y argentinas tengan la PBU en sus casas, con una gran disposición de las empresas en acompañar esta prestación”.

La resignación de las empresas

Las empresas del sector pusieron el grito en el cielo contra el DNU 690/20. De hecho, algunas lo incumplieron en lo que respecta a los límites de aumentos en los cargos y hasta un buen número judicializó la medida.

Alejandro Lastra, director de Relaciones Institucionales de Telefónica, dijo después de la reunión: “Fue muy buena, positiva. Pudimos hablar de los problemas que eventualmente se están produciendo a la hora de que los clientes puedan tomar la PBU, con lo cual hemos armado una reunión de trabajo para poder ir solucionando estos temas y haciéndole más fácil a los clientes poder acceder al mismo”.

Claro fue la única empresa grande que no judicializó el DNU. Alejandro Quiroga López, director de Asuntos Regulatorios e Institucionales de Claro, dijo que “quedamos en trabajar y en cruzar información, para seguir impulsando este tipo de medidas dentro de las opciones que hay”. Hoy, “el móvil en la Argentina tiene una penetración muy alta, llega a todos los sectores, un 60 por ciento de la población”.