El Estado ayudará a las empresas privadas a pagar parte de los salarios de sus trabajadores correspondientes al mes de abril. En paralelo, se estudian medidas adicionales para proteger la estructura productiva en el marco de la emergencia por el Covid-19.

Por ahora, el auxilio se canaliza mediante el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP). Pero el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, adelantó que hay otras medidas adicionales en estudio para trabajadores no registrados que tampoco hayan sido alcanzados por el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE).

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Estamos trabajando en la implementación de medidas adicionales para sectores de profesionales, autónomos o monotributistas de categorías C y D para que sean incluidos en el IFE”, señaló Kulfas. Se trata de los sectores que no calificaron para la ayuda extraordinaria de 10 mil pesos que destinará el Estado a trabajadores informales, beneficiarios de planes sociales, desocupados y monotributistas de las categorías más bajas.

En cuanto a los que están en relación de dependencia, Kulfas ratificó el apoyo estatal para que las empresas puedan pagar sus sueldos. El programa ATP establece que en las empresas de hasta 25 trabajadores, el Estado abone hasta el 100% del salario neto, con un valor máximo de un salario mínimo vital y móvil ($ 16.875); para las empresas de entre 26 y 60 trabajadores el tope bajará al 75% del salario mínimo y para las de 61 a 100 trabajadores, descenderá al 50% de ese monto. Para las empresas de más de 100 empleados se destinarán hasta $ 10 mil por trabajador en el marco del programa Repro (Recuperación Productiva). Además, las firmas que se inscriban en el ATP tendrán eximiciones y diferimientos en el pago de sus contribuciones patronales.

El objetivo es paliar, en la medida de lo posible, el corte de la cadena de pagos generado por las dificultades para mantener la actividad económica en el marco del aislamiento obligatorio para contener la propagación del coronavirus. “Estamos generando los mecanismos adecuados para que a principios de mayo haya recursos concretos en las cuentas de los trabajadores de la Argentina y sostengamos de esa manera el trabajo y la producción del país”, aseveró el ministro.