“Ellos nos pidieron la reunión”, se justificó el viernes ante este diario el titular de UPCN y Secretario Adjunto de la CGT, Andrés Rodríguez, a la hora de explicar el propósito de la tercera cita que la mesa chica que conduce la central mantendría este lunes con la misión del FMI en el país. En las anteriores los dirigentes habían manifestado su escepticismo acerca de las virtudes del plan que presentaron los funcionarios del FMI.

En esta oportunidad, según pudo saber Tiempo, el propósito fue mostrar con datos en mano los resultados de la aplicación de esa política en el último año en materia de inflación, empleo y actividad económica.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Con todo, la conducción de la CGT no exige la ruptura del acuerdo con el FMI y, mucho menos, el desconocimiento de la deuda con el organismo internacional que ha servido esencialmente para financiar la fuga de capitales. Por el contrario, dieron a conocer su postura acerca de una ineludible renegociación de los vencimientos de la deuda sea cuál sea el gobierno que emerja de las próximas elecciones.

La reunión se desarrolló en la sede de la UOCRA, sindicato liderado por Gerardo Martínez que, como secretario de Relaciones Internacionales de la entidad, oficia como representante sindical ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Por el lado de la CGT participaron, entre otros, Héctor Daer y Carlos Acuña, Andrés Rodríguez, el propio Martínez, Omar Maturano y Julio Piumato. Del otro lado se hizo presente una comitiva de funcionarios liderados por Roberto Cardarelli.

El funcionario del FMI, una vez concluida la reunión, declaró: “Tuvimos una reunión muy útil, como las otras veces. Hemos hablado de los problemas de la economía como la inflación y el crecimiento”. Sin embargo, señaló que “lo peor ya ha pasado y el crecimiento va a aparecer en los próximos meses” y que “el primer trimestre no fue tan malo como se podía esperar”.

Consultado sobre la posibilidad de que en octubre las elecciones arrojen como resultado la vuelta de Cristina Fernández de Kirchner al gobierno, Cardarelli señaló: “No tenemos ningún temor a la vuelta del kirchnerismo. Estamos mirando cómo hacer el trabajo técnico”.

El martes la CGT reunirá a su Consejo Directivo que podría determinar la realización de un nuevo paro nacional en respuesta a los incumplimientos por parte del gobierno nacional en lo que se refiere a la determinación de un mecanismo para impedir los despidos y en el depósito de los fondos prometidos para las Obras Sociales sindicales.