El informe elaborado por el Observatorio de Políticas Públicas de la UNDAV destaca que la economía Argentina arrastra una situación de recesión desde el año 2018 que se vio agravada por la irrupción de la pandemia. 

Con todo, destaca que en agosto comenzaron a vislumbrarse subas interanuales en algunos indicadores clave. El estudio señala que “actividades como la industria, la construcción y el comercio comenzaron a tener datos alentadores que, luego de más de 2 años de recesión y las caídas históricas de la actividad en abril, pueden dar un salto mayor a futuro cuando la situación sanitaria se resuelva (básicamente cuando se garantice el éxito de la vacuna, que Argentina además producirá)».

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El Observatorio destaca “cuatro rubros que se encuentran por encima de los niveles del año pasado: sustancias y productos químicos (10,4%), muebles y colchones (10,2%), productos de tabaco (8%) y maquinaria y equipo (5,2%)”.

Al mismo tiempo pone de relieve una leve reactivación del sector de la construcción en particular el denominado índice construya que llegó hasta un 18,5% en términos interanuales así como la recaudación interanual del 5,2% y el uso de la capacidad instalada que llegó al 58,4% levemente por encima de los valores del mismo mes del año anterior y, claro, muy por encima del 42% al que se había derrumbado en abril de este año cuando se había derrumbado al 42%.

El informe también destaca el incremento del despacho de cemento en bolsa del 36,6% (aunque la venta a granel se derrumbó un 26%), el índice de producción automotriz que escaló un 16,1% a pesar de que los patentamientos de vehículos 0 km cayeron un 3,9%.

El informe, sin embargo, destaca, entre otros retrocesos, la caída del EMAE Comercio del 3,5%, del EMAE industrial del 8,7% y de un derrumbe de las exportaciones de cemento del 33,6% en consonancia con una caída interanual del EMAE construcción del 32,1%.