La inflación mayorista no da respiro y podría impulsar aún más a la inflación general. El Indec reflejó para este mes una suba del 4,7%, en el nivel general del índice de precios al por mayor (IPIM).

En los últimos 12 meses, porcentaje se fue a 47,1%, muy por encima del ya alto índice de inflación del 31,2%. En lo que va del año, los precios mayoristas subieron un 36,5%, contra el 19,5% de la inflación minorista. El escenario es alarmante.

Si bien el traslado de precios mayoristas a minoristas no es tan lineal y depende también de la capacidad de absorción de los comercios y de la capacidad de compra de los consumidores (demanda), el alto índice mayorista pone en jaque al futuro de los precios minoristas e inevitablemente, al menos una parte, se trasladará a los precios finales.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Según el Indec, el aumento de este mes se explica “como consecuencia de la suba de 4,7% en los ‘Productos nacionales’ y de 5,6% en los ‘Productos importados’”.

A nivel interanual (de julio 2017 a julio 2018), el 47,1% se explica por la variación del 65,4% en ‘Productos importados’ y por el 64,7% en ‘Productos primarios’, que dejaron a los ‘Productos nacionales’ en 45,7%.