Los legisladores porteños del Frente de Izquierda Marcelo Ramal (Partido Obrero) y Laura Marrone (Izquierda Socialista) presentaron este miércoles un proyecto de ley que plantea la reestatización del sistema de transporte de pasajeros del premetro y el subterráneo. El texto propone disolver Sbase y crear una nueva empresa estatal, llamada Subterráneos del Estado de Buenos Aires (SEBA), que pasaría a estar gestionada y controlada por los trabajadores y usuarios del servicio.

El proyecto, asimismo, establece un plan de modernización, extensión, tecnificación y accesibilidad del subterráneo y el premetro, financiado con impuestos a las grandes empresas y entidades financieras radicadas en la Ciudad.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Durante la presentación, Ramal aseguró: “Es necesario ponerle fin a la privatización del subte, la cual, al igual que la mayoría de los servicios públicos, sólo ha servido para garantizar enormes ganancias a los concesionarios, que reciben subsidios millonarios e incumplen con las inversiones necesarias. No queremos una estatización que termine siendo otra variante de vaciamiento del subte, por ello planteamos una gestión de trabajadores y usuarios, los protagonistas cotidianos del servicio”.

Por su parte, Marone indicó: “El Gobierno del Pro busca volver a concesionar el subte a una empresa privada por 12 años más. El transporte se suma a los servicios como la luz y el gas que se encuentran en manos de empresas privadas, que no invirtieron ni un peso durante décadas y brindan servicios colapsados, mientras reciben subsidios millonarios”.

El proyecto consta de 15 artículos y establece u plazo de cinco años para “alcanzar los términos establecidos en la Ley Nº670, con la conclusión de las obras que vinculen en su trayecto, entre otros, a los barrios de Barracas, Constitución, Recoleta y Palermo, denominada Línea F”, además de los barrios que deberían estar conectados por las líneas G e I.

Respecto de la conducción de la nueva empresa estatal, el proyecto indica que “la empresa SEBA operará bajo control, gestión y administración de los trabajadores del subterráneo y del premetro y de usuarios. SEBA conformará un directorio integrado por representantes de los sectores antes mencionados que serán designados en forma electiva por sus representados, por períodos de cuatro años, renovables sólo después de un período sin ejercicio de funciones directivas y revocables por los mismos. Las reuniones de Directorio tendrán carácter público y abierto”.

El gobierno porteño se encuentra embarcado en un road show para mostrar los números del Subte a potenciales interesados, muchos de ellos operadores de líneas de subterráneo en otros países.