El informe de Distribución del Ingreso del primer trimestre de este año dio muestras de un agravamiento de la desigualdad con relación al último trimestre de 2021 pero una mejora con relación al mismo período del año anterior.

Es que, a la hora de analizar el ingreso promedio del diez por ciento de la población con mayores ingresos surge que, mientras en el último trimestre de 2021 su total equivalía a diecisiete veces el total de los ingresos promedio del diez por ciento más pobre, ahora, la cifra escaló a veinte veces.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Con todo, a la hora de comparar con el mismo período de 2021 surge que, hace un año, la proporción llegaba a 23 veces. Por lo tanto se verifica una reducción en la desigualdad entre los polos de la sociedad.

Del informe, sin embargo, se desprende una realidad que da cuenta de un deterioro de las condiciones de vida de la ciudadanía. Es que el ingreso promedio per cápita del total de la población alcanzó los $39.644, mientras que la mediana del ingreso per cápita fue de $29.500. Este indicador, la mediana, es el que divide a la población por mitades. De allí se desprende que la mitad de la población vivió con mil pesos diarios durante ese trimestre.

Como referencia, en marzo la Canasta Básica Total para un adulto mayor, según el mismo INDEC, se situó en $29.026.

El informe además da cuenta de que el 60,4% de la población total percibió algún ingreso, cuyo promedio resultó igual a $64.737 aunque con una marcada brecha de género en la medida en que ese ingreso para los varones llegó hasta los $75.552 mientras que para las mujeres fue de $54.205. Así las cosas los hombres perciben ingresos un 39% superiores a sus pares mujeres.

A la hora de analizar el segmento ocupado el ingreso promedio llega a los $61.843 y la mediana se ubica en $50 mil que indican que la mitad de los trabajadores ocupados perciben un ingreso inferior a ese valor. En lo que se refiere al trabajo registrado el ingreso promedio escala hasta los $79.880  que indica una suba del 55,6% interanual con una inflación entre marzo de 2022 y el mismo mes de 2021 de 55,1%. Para el sector no registrado, la suba de ingresos alcanzó al 63,6% con un ingreso promedio de $36.631.