La cuenta de generación de ingresos que mide el INDEC arrojó como resultado un fuerte retroceso de los trabajadores asalariados en la distribución del valor agregado que genera la economía. Según el organismo oficial la participación de los asalariados durante el primer trimestre se ubicó, en promedio, en un 48,3% de los casi 15 billones de pesos que genera la economía en forma anualizada.

En el mismo período del año anterior, el trabajo asalariado explicaba un 51,3% del total. De este modo los trabajadores sufrieron un retroceso de tres puntos en apenas un año que equivalen, en forma anualizada, a unos $ 443 millones.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Por su parte, el “excedente de explotación bruto”, un indicador equivalente a las ganancias empresarias se incrementó 2,3 puntos pasando de 36,6% en 2018 a 38,9% en la última medición. El diferencial se explica por el valor agregado generado por el denominado ingreso mixto o cuentapropismo.

El informe, además, da cuenta de la pérdida de 105 mil puestos de trabajo registrados que fueron recuperados por la generación de 115 mil puestos de trabajo no registrados.

El retroceso de los asalariados en la participación se explica por la precarización del empleo por un lado y por la pérdida del poder adquisitivo del salario por el otro. Durante el período que va desde marzo de 2018 y marzo de 2019, según datos oficiales difundidos por la Secretaría de Trabajo,  los trabajadores registrados sufrieron una pérdida del poder adquisitivo del 8,9%.