La catástrofe de la industria automotriz en 2019 arrastró a los proveedores de autopartes metalúrgicas, que experimentaron una caída del negocio del 10,7% en el acumulado de los doce meses, informó la Asociación de Industriales Metalúrgicos de la República Argentina (Adimra).

En diciembre se registró una caída del 11,6 por ciento respecto a igual mes de 2018, el decimosexto dato negativo consecutivo de la actividad. Las fábricas del sector operaron ese mes al 55,8 por ciento de su capacidad instalada total.

Las exportaciones de autopartes metalúrgicas aumentaron el 10,9% en el mismo año a la par de una fuerte caída del 22,1% de las importaciones de esos productos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El derrumbe de la producción autopartista está asociado directamente al de la industria automotriz que fue del 32,5% en 2019 según datos de la asociación de fábricas de vehículos automotores (ADEFA).

La estadística de las automotrices diferencia una profunda caída del 48% en el rubro de los automóviles y otro importante retroceso del 20% en utilitarios.  

A la par las concesionarias de autos vendieron el año pasado un 42,8% menos que en 2018 (-25,2% en diciembre).

Las ventas de automóviles cayeron 45,4% en el año, mientras que las de utilitarios se contrajeron un 35% y la categoría Otros Pesados se desmejoró un 23,5% interanual, informó la Asociación de Concesionarios (ACARA).

La industria de las motos tuvo un comportamiento similar y afectaron de igual manera de acuerdo a la misma fuente. En 2019 la producción de motovehículos cayó 44% y las ventas fueron un 43,7% menores a las del año anterior.