El proyecto de ley había quedado en un limbo por la negativa del bloque del PJ encabezado por Miguel Angel Pichetto de votarla sin un acuerdo unánime de la conducción de la CGT. 

Para desbloquear el tratamiento, el gobierno habría conseguido que los representantes del triunvirato de la CGT hagan público su aval en la comisión del Senado logrando que el titular del bloque del PJ, al menos, habilite el cronograma de sesiones extraordinarias propuesto por el ejecutivo que será abordado con la nueva composición del cuerpo de senadores.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Así las cosas, según precisó el diario Ámbito Financiero, el miércoles 13 de este mes el proyecto llegaría a un plenario de comisiones de Presupuesto y Hacienda, Economía y Trabajo y Previsión Social que podrían dar dictamen favorable para su tratamiento en la enigmática fecha del 20 de diciembre. 

Si el gobierno lograra los votos necesarios para su aprobación, el proyecto estaría listo para pasar a la cámara de diputados para su tratamiento en enero o febrero próximo. 

Varias organizaciones sindicales, sociales y políticas ya habían resuelto marchar al Palacio Legislativo el día que el proyecto ingrese al recinto en lo que podría ser una inmensa movilización en la que confluiría la totalidad de organizaciones que rechazan la nueva ley y que van desde el sector del moyanismo, la CFT y la CTA hasta las organizaciones piqueteras y los sindicatos clasistas y de izquierda. En algunos casos, como el SUTNA y los metrodelegados, entre otros, la jornada podría incluir un paro de actividades.

Mañana 6 de diciembre, decenas de organizaciones sindicales, políticas y sociales marcharán desde las 15 de Congreso a Plaza de Mayo. Ate realizará un paro nacional de actividades.