La Canasta Básica Total superó los $95 mil durante el mes de abril. El dato se conoció hoy cuando los dirigentes de la Unidad Piquetera (UP) anunciaron una reunión de su mesa nacional pautada para este jueves.

Allí los líderes de las más de 40 organizaciones piqueteras que integran la UP y que protagonizaron la masiva Marcha Federal a la Plaza de Mayo que, aseguran, movilizó en todo el país a más de 300 mil personas, definirán una nueva tanda de medidas con el propósito de visibilizar sus reclamos y obtener una respuesta de parte del gobierno en general y de las autoridades de la cartera de Desarrollo Social en particular.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La Marcha Federal que recorrió más de cien ciudades de las 23 provincias del país para culminar en la Plaza de Mayo el pasado jueves 12 de mayo fue el punto final de una primer fase del plan de lucha que habían acordado más de 4 mil delegados en un Congreso que esas organizaciones realizaron en los primeros días de marzo en la misma Plaza de Mayo.

Allí se resolvió una jornada de movilizaciones, que luego profundizarían con un acampe en Desarrollo Social que se sostuvo por un período de 72 horas. Ante la falta de respuestas, como habían adelantado, avanzaron en la Marcha Federal cuya masividad sorprendió a los propios convocantes.

Las organizaciones reclaman trabajo genuino y salarios bajo convenio pero, a la vez, exigen la universalización de los planes Potenciar Trabajo que implican beneficios por un monto equivalente a la mitad de un salario mínimo vital y móvil o, al menos, la apertura de nuevos cupos de beneficiarios. Las organizaciones aseguran contar con tres centeneras de miles de personas empadronadas y en lista de espera para obtener ese beneficio que exceden al 1,2 millón que se encuentra activo y bajo el control de intendentes y organizaciones sociales, especialmente de aquellas organizaciones oficialistas agrupadas en el Triunvirato de San Cayetano (UTEP, CCC y Somos Barrios de Pie).

La reunión, como es tradición, se realizará en el local del Polo Obrero la organización que, liderada por Eduardo “Chiquito” Belliboni, ha mostrado mayor capacidad de movilización entre las 40 que integran la Unidad Piquetera. Si bien aún no han definido las características de la nueva etapa es posible que, frente a la actitud del gobierno, promuevan la realización de más acciones como acampes y cortes de ruta en todo el país.

Silvia Saravia, dirigente de Barrios de Pie, otra de las organizaciones que lideran la Unidad Piquetera, prefirió no adelantar las medidas a Tiempo Argentino: “hay varias propuestas dando vueltas pero el jueves veremos de buscar un consenso para ver como continúa el plan de lucha. Estamos pidiendo una nueva reunión por las dificultades que siguen apareciendo y ver si modifican está actitud de no abrir el Potenciar Trabajo”.

Con todo, el Polo Obrero y otras organizaciones ya adelantaron su intención de comenzar a presionar a las centrales sindicales en favor de un Paro Nacional tal como lo hicieron en el acto de cierre de la Marcha Federal. Para Belliboni “los sindicatos y las centrales son de los trabajadores y no del gobierno. Necesitamos un congreso de delegados de base de trabajadores ocupados y desocupados para discutir un plan de lucha y ponerle un freno al ajuste. La situación de millones de trabajadores plantea la necesidad de un paro general”.

Desde las mismas organizaciones aseguran que, por el momento, no obtuvieron respuestas de parte del gobierno y que tampoco existe una reunión agendada con la cartera de Desarrollo Social liderada por Juan Zabaleta.