Militantes y dirigentes de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP) se manifestaron este miércoles en la sede de la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (Copal), en una protesta bajo el lema «Con la comida no se jode», contra el alza de precios en los alimentos y la inflación.

«Bajen los precios, con la comida no se jode», fue el eje de una protesta federal en más de 25 puntos del país y el conurbano bonaerense y que tuvo su epicentro al mediodía en la sede de la Copal, ubicada en 25 de Mayo 516, en el microcentro porteño.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«Fue un reclamo muy claro, que con la comida no se puede joder y que los precios bajen», dijo a Télam el secretario gremial de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), Gildo Onorato.

En ese sentido, el secretario gremial remarcó que la protesta buscó «señalar y denunciar a los especuladores», en alusión a los dichos del titular de La Anónima, Federico Braun, quien sostuvo durante el foro de la Asociación Empresaria Argentina (AEA) que la cadena de supermercados que encabeza «remarca precios todos los días».

Además, Onorato pidió que se construyan «propuestas alternativas» en torno a la generación de alimentos en el país.

«Necesitamos una empresa nacional de alimentos y que se complemente con el fortalecimiento de la producción popular que venimos llevando adelante los movimientos, que no tiene escala porque no se está invirtiendo en este modelo productivo», detalló el dirigente de la UTEP.

Por su parte, Juan Grabois se expresó por la red social Twitter: Si las ganancias se concentran en las empresas de alimentos pero los pequeños productores viven en la pobreza y la gente común no puede comprar la leche, hay algo que funciona mal. Hoy la UTEP movilizó para denunciar esta injusticia», afirmó el dirigente del Movimiento de Trabajadores Excluidos.

Los manifestantes se concentraron desde las 10.45 en las inmediaciones del Obelisco y luego marcharon a la sede de la Copal.

Formaron parte de la movilización: la Corriente Clasista y Combativa (CCC), el Movimiento Somos Barrios de Pie, el Frente Popular Darío Santillán (FPDS), la CTD Aníbal Verón, el Movimiento Evita, el Frente Popular Los Pibes, la Corriente Pueblo Unido, el Movimiento Evita y el Movimiento Territorial Liberación (MTL), entre otras organizaciones.

Entre otros argumentos de la protesta, los organizadores consideraron que «en la pandemia (de coronavirus) toda la sociedad ha hecho un gran esfuerzo por sostener la salud y la economía, mientras del otro lado están los que ganaron fortunas», como «las corporaciones que pueden ser contadas con los dedos de una mano, y entre ellas, las que concentran el mercado alimenticio, teniendo en su poder casi toda la distribución y comercialización de alimentos en el territorio nacional», anunció ayer la UTEP a través de un comunicado de prensa.

«A estos últimos solamente se les está exigiendo que no especulen con los precios mientras los y las de abajo luchan para comer dignamente. Que no sigan aumentando algunos productos estratégicos para garantizar un acceso justo a los alimentos para las familias que peor la están pasando. Con el hambre y la necesidad no se especula», puntualizó.