El empleo registrado privado en las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) marcó en el primer trimestre del 2022 una suba de 111.953 puestos de trabajo en comparación con igual período del año anterior, de acuerdo a datos preliminares de la Secretaría de la Pequeña y Mediana Empresa y los Emprendedores (Sepyme) del Ministerio de Desarrollo Productivo.

«El crecimiento más destacado se dio en el tramo de las medianas firmas que, en los primeros tres meses del año, mostraron una suba de 73.549 puestos en relación al mismo período de 2021», precisó la Sepyme en un comunicado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Asimismo, se indicó que las micro y pequeñas empresas registraron una mejora de 38.404 empleos entre ambos períodos.

Entre los sectores que lideraron la recuperación se ubicaron el de comercio, que generó 26.920 nuevos empleos entre enero y marzo de este año en comparación con igual período de 2021; las actividades de alojamiento y servicios de comida, con 22.689 ocupados nuevos; el de la construcción, con 21.331 empleos más; y la industria manufacturera, con 16.514 puestos más; entre otros rubros.

Al respecto, el secretario Pyme, Guillermo Merediz, manifestó que «es una gran alegría poder ver cómo las mipymes son protagonistas en el camino de la reactivación productiva argentina. Esto lo vemos todos los días en las empresas que visitamos, en el diálogo con los empresarios y empresarias que siguen presentándonos proyectos de expansión para seguir creciendo, sumando valor agregado, ampliando mercados y generando empleo de calidad».

Los registros obtenidos en las mipymes acompañan la tendencia general del empleo registrado privado, que presenta una tasa de creación que se ubica en el mayor nivel desde 2011, según indicó el último Informe de Panorama Productivo del Centro de Estudios para la Producción (CEP XXI).

En efecto, en todo el país ya se superaron en 71.000 los puestos de trabajo del período previo a la pandemia.

En este marco, el trabajo del CEP XXI mostró que en el semestre comprendido entre agosto de 2021 y febrero de 2022, 119.000 personas pasaron a ser asalariadas registradas en el sector privado, lo que equivale a un promedio de casi 20.000 nuevos empleos privados registrados mensuales.