Las ventas minoristas de los comercios pequeños y medianos cayeron un 4,8% en mayo en comparación al mismo periodo del año pasado año, informó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), que agregó que las ventas acumulan una caída del 2,5% en lo que va del año.

La caída es la peor que registra CAME desde diciembre de 2016, cuando el descenso alcanzó al 5,4%. El informe indicó que retrocedieron las ventas de los 19 rubros analizados y que incluso en ocho sectores el declive fue mayor al 6 por ciento.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Sin embargo, los comerciantes vieron una mejora con respecto a lo vendido en abril. “Comparadas con abril, subieron 4%, que se explica por la estacionalidad del mes. Para la mayoría de los negocios, mayo fue mejor que abril pero peor que mayo del 2017, que de por sí las ventas ya habían descendido 2,3%”, explicó CAME en un comunicado.

En el mes pasado, el 62,5% de los negocios bajaron sus ventas anuales, mientras que el 11,6% no las mantuvo iguales y solo el 25,8% las incrementó.

Respecto de los rubros más significativos, en “Alimentos y bebidas” los consumidores buscaron con más intensidad las segundas y terceras marcas con lo que amortiguaron el declive de las ventas, el que alcanzó el 1,8% respecto de un año atrás.

En cambio, con un 8,5% de caída las “Golosinas” fue el sector que más se sintió el desplome de las ventas de mayo. En lo que va del año pierde un 3%.

El consumo de “Textil e indumentaria” también bajó, un 6,5% en mayo y acumula una caída del 3,9% en el año.

A pesar de los esfuerzos de los comercios para superar el bajón de las ventas, la facturación no creció. “Algunos comercios lanzaron ofertas o promociones tentadoras, así hubo casos donde las cantidades de despacho crecieron pero en facturación se mantuvieran apenas por encima del año pasado”, detalló CAME.

CAME realiza en forma mensual el relevamiento de ventas de 2000 comercios físicos ubicados en el área metropolitana de Buenos Aires y el interior del país.