El Sindicato de Obreros y Empleados de la Industria Aceitera (SOEIA) denunció que la planta de elaboración de margarina Avex Danica, ubicada en la localidad de Llavallol, permanece cerrada y que 150 personas quedaron sin trabajo. El lockout se produjo el lunes, cuando al presentarse a cumplir sus tareas los operarios encontraron en el portón de ingreso un cartel con la leyenda “planta cerrada hasta nuevo aviso”.

La situación escaló desde la semana pasada, cuando la empresa cesanteó a cinco operarios, en el marco de protestas por la implementación de normas de higiene para minimizar el riesgo de contagio del COVID-19. La parte gremial recurrió la medida ante el Ministerio de Trabajo bonaerense bajo el argumento de que se violaba la prohibición de despidos y suspensiones decretada por el gobierno. El viernes a última hora, el organismo ordenó la conciliación obligatoria y la consecuente reincorporación de los trabajadores. Lejos de acatarla, los encargados de la planta decidieron su cierre.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

...

Desde el año pasado, Danica quedó en manos del grupo empresario cordobés Beltrán, que la adquirió al holding brasileño BRF. “En aquel momento comenzaron con las amenazas del cierre. Quisieron flexibilizar el régimen laboral a toda costa. Hubo despidos y bajaron categorías de algunos empleados, con el aval de la Secretaría de Trabajo de entonces”, señaló Ezequiel Roldán, secretario adjunto del SOEIA. Los intentos de este diario por encontrar una respuesta del sector patronal no tuvieron éxito.

Si bien el cierre de las instalaciones no fue presentado como definitivo, desde el sindicato alertan de la incertidumbre para los trabajadores y también de las consecuencias que el cese de la producción puede tener en el resto de la sociedad.  “Se trata de una empresa que casi no tiene competencia en su rubro y toma medidas como esta justo en épocas con riesgo de desabastecimiento. Pensemos que la margarina es un insumo fundamental para la elaboración del pan”, agregó Roldán.