En el piso 18 de la sede de la Avenida Alem del Ministerio de Trabajo, los gremios estatales sellaron un acta con el gobierno nacional para mejorar el acuerdo salarial que habían suscripto originalmente en el mes de mayo.

Entonces se había pautado un incremento del 35% en seis cuotas de las cuales, las últimas tres, estaban programadas para los meses de diciembre de 2021 y enero y febrero de 2022. Sin embargo, la aceleración de los precios obligó a adelantar la revisión pautada originalmente para el mes de noviembre que se realizó el jueves.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Allí acordaron adelantar esas tres últimas cuotas para los meses de agosto (9%), septiembre (11%) y octubre (5%) y, a la vez, añadir una nueva suba del 5% para el mes de enero de 2022 cuando se fijó una nueva fecha para revisar el acuerdo que concluye formalmente en el mes de mayo.

El acuerdo fue firmado por los dos sindicatos que representan a los empleados públicos nacionales, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN). Allí estuvieron presentes y firmaron el acta Felipe Carrillo secretario adjunto de UPCN y Hugo “Cachorro” Godoy por la ATE. Con todo, había sido el gremio enrolado en la CGT quien un día antes había anunciado un preacuerdo idéntico.

Para el sindicato liderado por Andrés Rodríguez, el nuevo aumento impactará en una suba de la masa salarial del 53,4% para los trabajadores encuadrados dentro del Sinep a partir de la incorporación de adicionales bajo la forma de Unidades Retributivas. Además, aseguraron, para sectores descentralizados como el Congreso de la Nación, la ANSES y el PAMI los incrementos llegarán hasta el 46%, 45% y 43% respectivamente.

El convenio se rubricó con la presencia del Ministro de Trabajo, Claudio Moroni y la Secretaria de Gestión y Empleo Público, Ana Castellani. Según datos difundidos por el BCRA, los pronósticos de inflación para 2021 ya superan el 48%.