El año de las elecciones acumula tensiones en materia económica y la industria está en el centro de la polémica porque viene de largos meses de recesión.

Aunque la expectativa oficial es que la inflación rondará el 30%, los sindicatos creen que los precios aumentarán en realidad por encima del 40 por ciento.

Por el lado empresario esta semana habló el vicepresidente de la UIA, Guillermo Moretti, quien puso en duda el cumplimiento de los acuerdos colectivos con fuertes críticas a la política de Cambiemos para la industria.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En una entrevista con el programa El Mirador, de Radio Led, apuntó que “el modelo económico actual no es un modelo de industrialización. Las tasas que están ofreciendo hoy los bancos son tasas de quiebre”.

Moretti, un referente de la industria santafesina, aseguró que “tenemos diálogo con el gobierno pero es un diálogo de sordos porque venimos de tres años de caída y no hay una solución” y agregó en ese sentido que “constantemente el gobierno le está quitando poder de consumo a la gente. Eso afecta terriblemente a la industria”.

Con esos argumentos el empresario plantó la advertencia que pone en duda el futuro de las negociaciones salariales: “Nos parece muy bueno que haya paritarias, aunque no sabemos si vamos a poder pagarlas. Además, el aumento tarifario que viene se va a comer toda la paritaria”, expresó.

Las pymes coincidieron con las razones de la gran industria. El metalúrgico Aldo Lo Russo señaló a Tiempo que en su ámbito de acción “muchos no pudieron pagar el bono de fin de año (en 2018) y muchos estamos atrasados con los pagos de los aumentos que vinieron después para compensar la pérdida salarial del año pasado”.

El empresario pyme aseguró que “hay empresas que trabajan tres días y no podrían pagar la paritaria aunque se acuerde un 23 por ciento. La UOM ya sabe que la inflación va a ser arriba del 40% y van a pedir el 35% de mínimo y un 45 de techo. Más de la mitad de las empresas van a preferir cerrar que seguir pagando sueldos para acumular stock.”

Hace apenas un mes atrás los gremios coincidían en afirmar que los reclamos de aumentos de salarios este año iban a rondar el 35% pero la dinámica de los precios hizo que la opinión empiece a cambiar. Puertas adentro los sindicatos consideran que el panorama para los meses que vienen cambió y calculan que la inflación va a superar la barrera del 40%. «