El Grupo Intergubernamental de los Veinticuatro (G24) y la Comisión Independiente para la Reforma Intergubernamental (ICRICT) organizó un panel con el título “¿Cómo lograr un impuesto global que sea justo para el mundo?”. Allí el titular del Palacio de Hacienda de la Argentina. Martín Guzmán, saludó la iniciativa de gravar las ganancias de las grandes empresas a nivel global y poner un límite a la elusión impositiva en la que incurren aunque criticó por insuficiente la propuesta que evalúan los países del G20 y que deliberarán en la próxima cumbre en Roma, Italia a fines de octubre de este año.

Es que los países miembro están evaluando la posibilidad de avanzar en un gravamen global del 15% sobre las empresas multinacionales. Guzmán, sin embargo, señaló que “la tasa del 15% es demasiado baja” en la medida en que “la tasa mínima será de hecho la tasa máxima que sea posible”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Del panel participaron también el titular de ICRICT, José Antonio Ocampo, la comisionada de la misma entidad, Jayati Ghosh, la Directora Ejecutiva de Oxfam México, Alexandra Haas y la ministra de Finanzas de Nigeria, Zainab Ahmed.

Por eso, el ministro de Economía y Hacienda señaló que “desde Argentina consideramos que una tasa del 21% sería mejor y una del 25%, aún mejor”.

El ministro destacó que “hay una pequeña oportunidad para lograr algo histórico” y aseguró que “este año contamos con un G20 que sin duda abordará cuestiones que importan. Es algo positivo y pensamos que el hecho de que se esté discutiendo es un paso en la dirección correcta”.

Para el titular del Palacio de Hacienda “la pandemia profundizó las desigualdades, las asimetrías entre los países avanzados y el resto, y hoy cobrar impuestos a las corporaciones multilanacionales es una necesidad”

 Es que, continuó, “nos enfrentamos a un gran riesgo de que aumenten las desigualdades” y, por eso, desatacó la necesidad de establecer “una fórmula que se base en un número de variables”.

En esa línea, Guzmán resaltó que “existe un riesgo sustancial de que los países en desarrollo obtengan muy bajos ingresos, por lo que necesitamos luchar contra los grupos de presión” y, para eso, señaló que “necesitamos reformas para abordar las transformaciones para alcanzar los objetivos del desarrollo económico y social y transformaciones estructurales que permitan a los países abordar estos objetivos”.

Allí fue que preguntó: “¿Cómo podemos financiar esa transformación?» y respondió: «Con más ingresos fiscales”. Para eso, señaló, “necesitamos resolver problemas en la tributación internacional” y aclaró que “si se logra un compromiso multilateral será imperativo para Argentina encontrar una forma razonable de considerar la aplicación de medidas tributarias unilaterales”.