La Organización de las Naciones Unidas emitió el informe «Respuestas de los Gobiernos al covid-19: lecciones sobre la igualdad de género para un mundo en crisis», en el cual resume las acciones de los gobiernos para prevenir más retrocesos, recuperar el terreno perdido durante la pandemia y mejorar la resiliencia para los futuros escenarios.

En ese marco, «se destacan las estrategias del Gobierno de la Argentina» para amortiguar el impacto de la crisis y recuperar la economía con enfoque de género.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El enfoque de género fue clave en la evaluación de la ONU, que destacó al país como uno de los pocos que promovieron activamente el «reingreso de las mujeres al mercado de trabajo a través de subsidios salariales» o programas como «Registradas» o «Acompañar». Entre ellos, el informe subrayó el diseño del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), por su alcance y su enfoque sensible al género, en particular por la inclusión de trabajadoras de casas particulares.

«Resultó decisiva la influencia de las femócratas (feministas en el gobierno)», apuntó el informe y destacó la creación del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad y de la Dirección Nacional de Economía, Igualdad y Género, en el ámbito del Ministerio de Economía. «Argentina es uno de los 6 Gobiernos con mayor representación de las mujeres en América Latina», remarcó.

Una de las «femócratas» que tuvo gran injerencia en las políticas destacadas por la ONU es Mercedes D’Alessandro, quien hasta principios de este año estuvo a cargo de la citada Dirección de Economía, Igualdad y Género. «La activista feminista de larga data (D’alessandro) supo perfilar el diseño del IFE para incluir específicamente a las trabajadoras del hogar y priorizar a las mujeres como perceptoras del hogar», reconoció la ONU.

D’Alessandro destaca avances y alerta por el «retroceso»

En diálogo con Tiempo, D’Alessandro expresó al respecto: «El informe muestra que incorporar la perspectiva de género y el impulso de la economía feminista en la programación económica da resultado. Cuando el informe habla de nuestro trabajo lo hace en un marco más amplio que lo que contribuyó a que las mujeres estén mejor. Muestra que son respuestas que mejoran la performance de toda la economía».

“Los números positivos de empleo que estamos viendo vienen con niveles récord de participación económica de las mujeres y con mejoras sustanciales en sectores de mujeres que suelen sufrir más el desempleo como las jóvenes. Obvio, hace falta mejorar salarios porque siguen ganando menos las mujeres, en niveles ya deteriorados de poder adquisitivo», explicó D’Alessandro.

Para la economista, el informe deja en evidencia una cuestión central: «Las políticas feministas le hacen bien a toda la economía, eso queda claro. Y todo eso es producto de impulsar el presupuesto con perspectiva de género, que nos dio lugar a llevar estas prioridades a todo el Estado como la Mesa Federal que construimos junto a funcionarias de áreas económicas de 21 provincias del país. Y todo eso funcionó porque nos apoyamos en redes que ya veníamos construyendo; de mujeres empresarias, académicas, feministas, activistas, etc. Generamos empleo con políticas innovadoras como la producción de productos de gestión menstrual y Registradas».

Finalmente, D’Alessandro ponderó el «gran apoyo de las organizaciones sociales» en el recorrido y advirtió: «Las mujeres gobernando fueron céntrales para llevar adelante lineamientos, diseñar políticas, impulsarlas y pelear partidas presupuestarias. Por eso, es relevante plantear que estamos retrocediendo en el Ejecutivo y reclamar que se sostengan los espacios feministas en el gobierno», concluyó.

Mercedes D’Alessandro renunció a la mencionada Dirección el 29 de marzo último. Su lugar fue ocupado por la socióloga y politóloga Sol Prieto.

https://twitter.com/dalesmm/status/1540343666157445120