Organizaciones sociales y partidos de izquierda realizaron este viernes manifestaciones en distintos puntos de la Ciudad de Buenos Aires. Entre las consignas del reclamo destacaron “salarios dignos, trabajo, asistencia alimentaria y vacunas” para integrantes de comedores comunitarios.

Una de los puntos centrales de las protestas tuvo lugar en el Puente Pueyrredón, donde los manifestantes fueron reprimidos por la Prefectura Naval Argentina (PNA), que desplegó un fuerte operativo.

Otros puntos de concentración fueron la sede de los Ministerios de Trabajo y de Desarrollo Social, el Obelisco y tienen culminación en Plaza de Mayo, según anunciaron sus organizadores.

Las protestas, que están organizadas por Barrios de Pie-Libres del Sur, Polo Obrero, Teresa Vive, el MST, MTR y FOL, entre otras organizaciones, reclaman además un “aguinaldo” para los jefes de hogar beneficiarios de planes sociales.

Puente Pueyrredón

En horas de la mañana, en las inmediaciones del Puente Pueyrredón, hubo un fuerte despliegue de fuerzas federales para intentar desalojar del lugar a los manifestantes, lo cual generó incidentes en una de las rampas de acceso, entre grupos de trabajadores tercerizados de distintas empresas con efectivos de la Prefectura, que actuaron con gases lacrimógenos.

Minutos después de las 11, tras un acuerdo con autoridades del Ministerio de Seguridad, encabezados por Gabriel Fuks, secretario de Articulación Federal de esa cartera nacional, se permitió a los manifestantes avanzar por la avenida Montes de Oca, en Barracas, rumbo al centro porteño.

Los reclamos

“Estamos en una nueva jornada de movilización en reclamo de salarios dignos, trabajo, asistencia alimentaria y vacunas para nuestros compañeros y compañeras que están al frente de los comedores comunitarios”, argumentaron voceros de los manifestantes, en declaraciones a Télam.

Con el respaldo de movimientos sociales y partidos políticos de izquierda, de las protestas también participaban trabajadores despedidos de varias empresas tercerizadas, entre ellas EMA y ArgenCobra, de Edesur; ferroviarios de MCM, Líderes y Comahue; ferroviarios de la líneas Roca, Aerolíneas, Latam, Just y de Polymont.

“Los sueldos están muy por debajo de la canasta familiar. No dejan de aumentar todos los alimentos y la precarización laboral crece en todos los ámbitos”, enumeraron los manifestantes en un comunicado de prensa conjunto.

En tanto, el sindicalismo combativo y otros “sectores en lucha por el trabajo” desarrollaban una concentración en las inmediaciones del Obelisco y posteriormente anunciaron que marcharán a la Plaza de Mayo, donde realizarán un acto pidiendo “aumento de salarios, vacunas y trabajo”.

“Es muy positiva esta acción en unidad y al centro del poder político. Vamos a la Plaza porque la deuda es con el pueblo, el salario no alcanza y la pobreza sigue creciendo. Así no va más: a la crisis social y sanitaria se le suma la borrada escandalosa de la burocracia de la CGT y las CTA, sometidas al Gobierno”, dijo Alejandro Bodart, del MST-FIT-Unidad, quien participaba de las protestas.